¡Pide presupuesto gratis!

(VIENE DE AQUÍ)  …un <<E.T. phone home>>, en el que phone bien podría ser un infinitivo, pero que en la versión en español acabó en sustantivo. Sea como sea, las palabras del alienígena han sido protagonistas de muchos juegos de los que en aquellos tiempos éramos niños. [Sharer] <<Mi tesoro…>>, repite constantemente la criatura Gollum en El Señor de los Anillos: Las dos torres (2002) de Peter Jackson. Un simple sintagma nominal, traducción del <<My precious…>> de la versión original y que ya forma parte también de nuestro repertorio.   <<¡Al infinito y más allá!>> es la traducción literal, y creíble, del <<To infinity and beyond!>> de la que ya es un clásico de los dibujos animados, Toy Story (1995).   Con el famoso <<Dar cera, pulir cera>> el recordado Sr. Miyagi, parco en palabras pero autor de sabios consejos, iniciaba a Daniel Larusso (Ralph Macchio) en el mundo del karate en Karate Kid (1984). En esta ocasión tradujeron el <<Wax on, wax off>> original con construcciones en infinitivo. Si el traductor hubiera optado por el imperativo en este caso, seguramente se hubiera perdido el detalle de la poca habilidad que el sabio anciano tenía con un idioma que no era el suyo, ¿no creéis?   La siguiente cita es <<En ocasiones veo muertos>>, de El sexto sentido (1999). Si nos ponemos gramaticalmente estrictos, el chico ve muertos constantemente, tal como expresa su frase en Presente Simple <<I see dead people>>, hecho que después reafirma cuando asegura verlos <<all the time>>. Quizás el En ocasiones era necesario para que la expresión estuviera sincronizada con los labios del pequeño Haley Joel Osment, que aparece en un primer plano durante toda la escena.   Del clásico Los caballeros las prefieren rubias (Some Like It Hot) heredamos el famoso <<Nadie es perfecto>> –un consuelo saberlo- del >>Nobody’s perfect>>, afirmación muy recordada de la célebre comedia romántica de 1959.   Penny, el personaje de la bailarina ya muy vivida interpretada por Cynthia Rhodes en Dirty Dancing (1987) se dirige a la ingenua Baby, interpretada por Jennifer Gray con un: <<Vuelve a tu cunita, Baby>>. Con estas palabras la deja igual de hundida en la miseria que con la frase original <<Go back to your playpen, Baby>>. ¡Pobre Baby!   Todas estas decisiones, tomadas por algún traductor profesional en alguna ocasión, nos han permitido disfrutar de los mejores productos de la industria cinematográfica y pasan, inevitablemente, a formar parte de nuestro discurso. Que la suerte acompañe a los traductores individuales y nos permitan disfrutar de muchas películas más.

Deja un comentario