Aciertos y errores del marketing de contenidos en otros idiomas

El marketing de contenidos forma parte de lo que conocemos como el Inbound Marketing, pero se caracteriza por trabajar exclusivamente el contenido y no el factor promocional. Existen diversos tipos de contenidos, o publicaciones, y formas diferentes en las que se les puede sacar rendimiento, pero debemos tomar las decisiones adecuadas y evitar ciertos errores. Sin duda, en Okodia sabemos que la mejor decisión que puedes tomar para empezar con una buena estrategia es, indiscutiblemente, traducir todos tus contenidos a varios idiomas. Pero ¿cómo puedes sacar el máximo partido a tus contenidos? ¿Qué medios tienes a tu alcance para conseguirlo?

Atrévete con el marketing de contenidos en todas sus vertientes y ten siempre en cuenta los servicios de un traductor profesional. ¡Tuitéalo!
En primer lugar, sácale todo el jugo a las redes sociales que más se adecuen a las características de tu empresa. Por ejemplo, realiza tuits interesantes con información relevante para tus clientes y sigue a personas, empresas o entidades que creas que pueden necesitar tus servicios.   Si tienes página web, ofrece todos los menús en más de un idioma y aségurate de contar con un profesional para la traducción de todos ellos. Si mantienes un blog, piensa muy bien no solo en los contenidos que publicas, sino también en el tipo de lenguaje que utilizas, teniendo en cuenta a qué público quieres llegar y qué palabras debes utilizar. Recuerda que estás haciendo marketing de contenidos, no estás escribiendo tu blog personal, es decir, no llenes tus posts con información sobre tu persona o tu vida a no ser que sea muy relevante para el tema que estás escribiendo. Piensa en las palabras clave que puede teclear el usuario en su búsqueda por internet y ponlas en el título de tu post, en el primer párrafo y repítelas a lo largo del texto.   Si has optado por usar la newsletter, estudia bien la mejor forma de usarla, con contenidos realmente interesantes o útiles para tus clientes. Envía la información que realmente crees que puede despertar su interés. Piensa que recibimos muchos correos electrónicos a diario y que los que no nos resultan útiles son eliminados de inmediato. Quizás la mejor opción es no bombardear por sistema con tus newsletters, ser un poco selectivo y dosificar, para conseguir que el cliente eche de menos la información y desee recibirla.   Preparar parte de la información en formato vídeo puede ser una opción atractiva para el público. Como en todos los aspectos del marketing de contenidos, escoge muy bien la información que vas a presentar y ofrécela en más de un idioma. En Okodia podemos ayudarte con este tipo de productos, pues somos profesionales de la traducción audiovisual. Puedes optar por doblar, subtitular o usar la audiodescripción para la presentación de tu vídeo.   Sin alejarte del mundo audiovisual, estudia si te conviene realizar algún webinar o seminario en internet de vez en cuando, sin abusar de este recurso, y procura no caer en la tentación de realizar muchos seminarios con contenidos no del todo relevantes, pues podría provocar el efecto contrario al deseado.   Valora también la opción de publicar documentos en papel, como una revista corporativa mensual, que también deberías ofrecer en varios idiomas. Enviála a tus clientes con el fin de fidelizarlos.   Como ves, el marketing de contenidos te ofrece muchas y variadas posiblidades. Elige las que más convengan a tu empresa y ten siempre en cuenta el consejo que te dábamos al principio de este artículo: haz de la traducción la mejor aliada para tus estrategias.