¡Pide presupuesto gratis!

Siguiendo con nuestra sección de artículos para la canícula, esta semana en Okodia- Grupo traductor ofrecemos la primera parte de una pequeña guía para dar rienda suelta a la pasión estival entre culturas. El amor de verano es un clásico, un tópico, una utopía, un “no pudo ser”. Ese primer amor, con sus puestas de sol, sus paseos en la playa y sus excursiones en bicicleta debería ser declarado patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO antes de que Whatsapp nos deje sin él. Sin embargo, y hasta donde yo sé, para chatear primero hay que pedir el número de teléfono a la persona de carne y hueso. Y para eso, a Dios gracias, aún hay que hablar. Y si nuestr@ interlocutor/a es extranjero, incluso habrá que escuchar. Atentamente, además. Whatsapp, ese gran transformador social, aún no ha incorporado el traductor automático en su chat. Line si, pero chsss, ¡es un secreto! Por lo tanto, los que quieran intimar con rubi@s de dos metros tendrán que poner en práctica las habilidades lingüísticas adquiridas a lo largo del año. Eso, o salir a ligar con un intérprete, para lo cual nos podéis solicitar presupuesto. No descubrimos nada nuevo cuando recordamos que en España no se hablan idiomas extranjeros. No lo decimos nosotros, lo dice la Comisión Europea a partir del trabajo de campo que realizaron el primer trimestre del año pasado, y lo confirman los resultados del CIS, según los cuales dos de cada tres españoles no habla inglés. ¿Qué habría sido de Grease si Danny Zuko se hubiera llamado Pepe Fernández? ¿Se habría quedado la hermosa Sandy sin su romance veraniego? Y vosotros, ¿qué hacéis para seducir a un/a extranjer@? La próxima semana, os daremos el okométodo infalible para ligar en verano. ¡Estad atentos!

Deja un comentario