¡Pide presupuesto gratis!

    ¿Ser o no ser productivo? Hé ahí la cuestión. Para nosotros no hay lugar a dudas de que serlo tiene grandes ventajas, sobre todo en el mundo de la traducción profesional. ¿Quién no quiere aprovechar al máximo su tiempo de trabajo? Tal vez no lo sepáis, pero los traductores profesionales tenemos algunos truquillos para aumentar la productividad. Aprovechamos este post para desvelártelos todos.

    Siempre hacia el mismo idioma

    Una de las principales claves de los traductores profesionales para ser más productivos consiste en intentar hacer siempre el mismo trabajo. Esto es, no ir pasando de una tarea a otra. Con eso se perdería tiempo, sino tratar de ir agrupándolas todas en una. Traducir siempre del y al mismo idioma es una buena forma de aumentar la productividad. La clave está en el cerebro. Si se mantiene siempre ocupado con el mismo tema se consigue formar redes neuronales y se gana en velocidad.  Una vez se haya terminado con ese idioma, ya se puede pasar a otro.

    Dedicar un tiempo al mismo tema

    Dedicar un tiempo a traducir sobre el mismo tema es también esencial cuando se quiere maximizar la productividad. Y es que una vez empiezas con un tema, si te pasas rápidamente a otro te costará algo más de tiempo cogerlo al principio, por lo que es conveniente intentar dedicar el máximo tiempo posible a traducir sobre un mismo tema y un mismo tipo de documentos.

    Crear plantillas

    Un truco infalible, sobre todo para maximizar el tiempo y ser más productivo en la traducción jurada consiste en crear plantillas previas sobre los documentos que se necesitan traducir. Y es en que en la traducción jurada muchos documentos que se traducen son o bien certificados académicos o facturas o certificados de nacimientos… con lo que es sencillo crear plantillas predefinidas para ahorrar tiempo cuando se deba realizar la tarea.

    Y si quieres ser más productivo y evitar las distracciones, te recomendamos que siempre tengas a mano un horario predefinido para trabajar. Evita mirar el móvil cada segundo y hazlo solo en horas clave y cierra en el explorador las pestañas de las redes sociales y demás distracciones. Ya verás cómo lo agradeces.

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González