¡Pide presupuesto gratis!

Deporte, traducción, cervezas… En nuestra entrevista de esta semana conoceremos a Rebeca González, socia y cofundadora del despacho de Abogados Corripio y Pendás (Oviedo, Asturias), especializado en Derecho Civil, Laboral, Administrativo y Mercantil. ¿Alguien necesita un abogado? O mejor dicho, ¿una abogada?   Nombre: Rebeca González Corripio Edad: 31 años 1. Abogados Corripio y Pendás comenzó hace justo 2 años ¿Qué ha sido lo más difícil hasta el momento de esta aventura emprendedora? Efectivamente, en marzo de 2011 dábamos un paso más en nuestras carreras profesionales (ambas ejercíamos la abogacía con anterioridad en otros despachos de Oviedo) y creábamos Corripio & Pendás. Supongo que lo más difícil hasta el momento ha sido conservar la estabilidad y la calma ante las distintas situaciones adversas que cada día se le pueden plantear a todo aquel que decida iniciar una actividad profesional independiente. 2. ¿ Y lo más gratificante? Precisamente esa es la otra cara de la moneda y la que obviamente en mi balanza adquiere un mayor peso. En un trabajo de tipo intelectual el hecho de poder asumir tus propias decisiones y tener el control absoluto sobre tu trabajo y tu forma de desempeñarlo, es algo que en mí caso, pesa mucho más que los sinsabores que me reporta. Por otra parte está el hecho de ir creciendo profesionalmente, sintiendo que tu experiencia y conocimientos aumentan día a día, sin ser infalible claro está, además de la gran satisfacción que obtienes cuando logras ayudar a aquellos que te confían sus asuntos, encomendándote la solución de problemas que en no pocas ocasiones resultan de gran relevancia para tu cliente. 3. Para ejercer la abogacía hay que tener… Yo considero que el ejercicio de la abogacía es algo tan heterogéneo como letrados existen, no solo por la diversidad de materias sino también por las distintas formas de desempeñar la profesión que hay. De todos modos y buscando un denominador común, supongo que has de ser una persona inquieta para no caer nunca en la desidia e ir actualizándote constantemente. Ingeniosa, para poder ver más allá de las versiones y crear una “verdad” propia. Fuerte, porque no solo has de escuchar y asumir los problemas de tus clientes sino que has de tratarlos y solucionarlos con la pasión con la que tratarías los propios y con la neutralidad con la que vives los ajenos. Y por último, ser elocuente, por razones obvias. 4. A la ambigüedad del lenguaje jurídico hay que sumarle, en algunos casos, las diferencias entre culturas y por ende, entre derechos ¿cómo valoras la función del traductor especializado en traducción jurídica, o del traductor jurado cuando se encuentra con términos jurídicos que, por ejemplo, tiene que adaptar porque existe un vacío legal en la cultura de llegada? El papel del traductor es simplemente indispensable en este tipo de asuntos que me planteas y que son de tipo internacional. Obviamente aquellos idiomas que no conoces suponen una barrera infranqueable no solo para el abogado sino para la Administración, pero es que además de esto, como bien dices existen ciertos términos jurídicos con un significado o connotaciones particulares, que conllevan unos derechos determinados y cuya traducción precisa de un tratamiento técnico especial. Pensemos por ejemplo en la figura del derecho sucesorio denominada “mejora”, en el concepto de “día impeditivo” de la responsabilidad extracontractual, o en la “cuarta falcidia” del derecho floral catalán. Se trata de términos, en la mayoría de los casos, que tienen un significado en el lenguaje común, y otro muy específico en el jurídico, el cual obviamente, no siempre tiene correspondencia en los distintos ordenamientos jurídicos existentes. En definitiva, y pese a que el tema daría para un post completo, me gustaría destacar la importancia y necesidad del traductor jurídico y jurado, sin el que de hecho, sería impensable llevar a cabo trámites en nuestro país, tan sencillos como contraer matrimonio, o suscribir una póliza. 5. ¿Algún “consejito” para “lidiar” con nuestro abogado?  La relación cliente/abogado se fundamenta en la confianza, así que no dudes en acudir a cuantos profesionales consideres hasta que encuentres a aquél en el que puedas delegar la gestión de tus asuntos, porque una vez lo hayas encontrado ya tendrás hecha la mitad del camino. 6. Tu próxima meta… Continuar ejerciendo mi profesión y mejorando como profesional y como persona, no concibo una cosa sin la otra. 7. Un sueño por cumplir… Por el momento estoy satisfecha. 8. Tu palabra favorita en asturiano… Es un verbo, “prestar”. En asturiano no tiene nada que ver con el significado español, ya que quiere decir…… la verdad es que aún no he encontrado el término que sea equiparable y esa es la razón de que sea mi preferida. Podría decirte que significa gustar, pero no es eso, es algo más, es disfrutar, satisfacer, alegrar y todas las sensaciones agradables que una persona pueda sentir, contenidas en una sola palabra. ¡Cómo me presta esta entrevista! 9. Un deseo para 2013… Soy una mujer de clásicos porque al final siempre volvemos a nuestros orígenes así que: salud, trabajo y amor, con estos tres básicos el resto viene solo.

Deja un comentario