Cinco minutos con… Veneatra Paynther, traductora de origen sioux

De padres sioux, cheyenne y choctaw, entre otros orígenes, Veneatra es rubia, con ojos azules (ella misma se define como la “oveja blanca de la familia”) vive en Galicia donde trabaja como traductora de inglés, francés y castellano y colabora habitualmente con Okodia-Grupo traductor. Veamos qué nos cuenta.   Nombre: Veneatra Paynther Edad: 55 años 1.- Una pregunta inevitable: ¿cómo llegaste a Galicia desde EE. UU.? Fue un viaje largo con una “parada” en Francia durante 17 años. Aprendí mi primera palabra en francés a los 6 y siempre me dije que un día iba a vivir en Francia, y lo hice. Me fui de vacaciones a Galicia gracias a una amiga española en Francia que me prestó su casa familiar. Yo pensaba erróneamente que la casa estaba siendo robada porque vi la puerta abierta y un coche enfrente. Más tarde me di cuenta de que era yo la persona que cometió el error. Yo estaba en la casa del vecino. La casa donde se suponía que debía estar era la de al lado. Me agradó el encanto de España y de su gente y me casé dos años más tarde, curiosamente, con este vecino de la casa en la que entré por error y, entonces, me trasladé en España. 2.- ¿Cuánto tiempo llevas en el mundo de la traducción? ¿Cómo empezó todo? Siempre he tenido una pasión por los idiomas. Soy traductora desde hace más de 20 años. Estaba trabajando en un hospital francés y era la única persona que hablaba inglés de forma nativa allí. Desde que trabajo en el campo de la biomedicina, los médicos empezaron a preguntarme para corregir sus artículos científicos, sus presentaciones en inglés y a traducir los manuales de usuario, correspondencia y estudios clínicos del inglés al francés. Me di cuenta de que realmente disfruto de este tipo de trabajo, sobre todo la idea de traducir las palabras y la cultura que hay detrás de ellas en otro idioma, para que la información que están compartiendo puede ser entendida por otros que no pudieron tener la oportunidad o el acceso en su propio idioma. Al principio hice todo esto porque me gustó y no para ganar dinero. Los idiomas eran una parte natural de mi vida ya que mis hijos son franco-americanos. La gente siempre se sorprende cuando viene a mi casa porque es como unas “Naciones Unidas”, aunque a mí me parece normal. En casa siempre estamos hablando en distintas lenguas a la vez, y ahora que estoy en España se puede oír francés, inglés, español o gallego en mi casa. 3.- ¿Cuáles son las mayores dificultades con las que te encuentras al comenzar un proyecto de traducción? Cuando empiezo un proyecto siempre quiero saber a quién va destinada la traducción. Me gusta hacer la investigación preliminar sobre el tema, incluso si es de algo con lo que estoy muy familiarizada. Creo que el mayor desafío es adaptar la traducción a la cultura. El lenguaje no es solo una cuestión de poner las palabras así como así. Lenguaje y expresión provienen de la cultura y la cultura siempre está evolucionando. Tiene que tener sentido para el lector, sin embargo, ha de ser fiel al original. El lector tiene que ser capaz de identificarse con la información que se le comunica. Poner las palabras en un papel no es suficiente. 4.- Tu primer encargo fue… Mi primer proyecto profesional como traductora fue un libro sobre la vida de Julio Cortázar y un catálogo de la exposición que fue patrocinado por la Xunta de Galicia y que traduje al francés e inglés. Sin embargo, la traducción que me llenó profundamente fue la de un libro y un catálogo fotográfico de la tragedia del 11-S. Me sentí muy honrada de que me pidieran la traducción del libro y el catálogo y, obviamente, lo hice de forma desinteresada. 5.Tu próxima meta… Cambiar esa idea que se tiene de que traducir es fácil, que cualquiera puede hacerlo. Me gustaría que el campo de la traducción tuviera el reconocimiento que se merece. Es un trabajo duro. Es un proceso de pensamiento que requiere conocimiento y habilidad. Tú pasas horas para encontrar las palabras correctas. En la traducción profesional no sirve Google Translate. 6.- Un sueño por cumplir… Encontrar una manera de que en las reuniones familiares todos puedan hablar el mismo idioma, porque en mi casa a veces es un caos. Es un desafío permanente. 7.- Tu palabra favorita en sioux… “Mitakuye oyas’in” – “Todos estamos relacionados” 8.- Un deseo para 2013… Continuar mejorando como persona y profesionalmente. Para saber más de Veneatra… https://manuelguisande.wordpress.com/2009/06/01/como-conocer-a-una-sioux-en-galicia/