Cómo usar los idiomas para duplicar las visitas de tu blog en 24 horas

El SEO, las redes sociales, las publicaciones patrocinadas, la publicidad… Seguro que ya lo has intentado todo para conseguir duplicar las visitas a tu blog con unos resultados que son buenos al principio, pero que después caen en picado. Y es que hay estrategias que más vale pensar a largo plazo si se quiere que las visitas suban como la espuma. Como seguro que te hará falta un ’empujoncito’ para conseguir tu objetivo te damos la clave: los idiomas. En el inglés, francés o alemán puede estar el secreto para que tu blog se convierta en uno de los más relevantes de la ‘blogosfera’.

Un blog en varios idiomas 

Tanto si dominas varios idiomas como si no, deberías plantearte implementar una estrategia de posicionamiento web en más de un idioma. Aparte de elaborar un contenido atractivo para los lectores, hay que ‘atrapar’ a esos miles de internautas que también buscan las mismas temáticas que escribes en tu blog, pero que no llegan a él ya que los posts los escribes en un idioma en el que ellos no ‘guglean’. Eso lo puedes cambiar fácilmente. Porque si ‘hay pequeñas empresas que piensan en grande’ ¿por qué no vas a pensar tú también a lo grande para tu blog? Piénsalo, es mejor posicionar un blog en varios idiomas que solo en uno, el tráfico a tu ‘site’ se duplicará. 

Si quieres que tu blog despegue como un cohete, tradúcelo a más de un idioma y sigue estos consejos en SEO ¡Tuitéalo!

¿Inglés, francés, alemán…?

¿Inglés, francés, alemán, ruso…? ¿Con qué idioma te quedarías para tu blog?A priori parece una decisión bastante sencilla. El inglés es una lengua que conoce más del 80% de la población mundial por lo que parece básico para empezar a diversificar un blog. En SEO funciona usar palabras clave específicas y con menos búsquedas, ya que te posicionarán en aquellos temas que no suela tocar la mayoría de los internautas (no hace falta tirar al monte como todas las cabras, te puedes quedar pastando en la base también), con los idiomas ocurre algo similar. El inglés ya es como una segunda lengua en la que todas las páginas web deberían estar traducidas. ¿Y si te aventuras a lanzar tus contenidos también en francés o alemán? Tus visitas crecerán como la espuma. 

SEO en otros idiomas

Una vez hemos dotado al blog de contenidos interesantes y en varios idiomas (ojo, sin incurrir en la traducción literal. Con ‘Google Traductor’ ya sabemos lo que pasa… mejor recurrir a un profesional si no estás seguro del idioma), llega la hora de posicionarlo. Un error de SEO en el que incurren muchos autodidactas del mundo blog es traducir literalmente sus textos SEO.  Para hacer un trabajo de 10 debes prestar atención a las metadescripciones de tus textos, cambiar los textos ALT de las imágenes. Además, herramientas como Google Analytics te ayudarán a encontrar las palabras clave perfectas para posicionar las entradas de tu posts en otros idiomas. 

Difusión en las redes sociales

La guinda del pastel la completa la difusión que des en Internet a los posts de tu blog. No te muevas solo en ámbitos en los que se hable español o no conseguirás incrementar de manera desmesurada las visitas a tu blog. Ahora, redes como Facebook permiten publicaciones en más de un idioma. También, puedes aprovechar y abrir cuentas sociales en varios idiomas para captar prescriptores y, en definitiva conseguir duplicar el alcance de tu blog. Si sigues estos pasos y planificas te convertirás en uno de los ‘blogueros’ más visitados. Los idiomas es lo que tienen, siempre te ayudan a ganar y nunca a perder si se emplean con cabeza.