¡Pide presupuesto gratis!

Empezamos este artículo con un ejemplo divertido: selecciona en el traductor de Google la opción “español-inglés” y escribe en el cuadro de texto la siguiente frase:

Justin Bieber es alegre

¿Qué “traducción” te aparece? 😉

 

Ejemplo traducción automática

Bromas aparte, tenemos que reconocer que el imparable avance de las tecnologías de la información y la comunicación hace nuestra vida mucho más sencilla (o más complicada, depende del cristal con que se mire, claro). Hay aplicaciones – apps- para casi todo: navegar, jugar, chatear… y traducir.

No podemos negar que estas aplicaciones de traducción automática son bastante útiles para un momento determinado. Por ejemplo, si sales de viaje al extranjero no te viene nada mal llevar en el móvil alguna aplicación que te permita pedir un bocadillo o encontrar un hotel para dormir sin perecer en el intento.

Pero el tema se complica cuando hablamos de traducciones profesionales. ¿Cuántas páginas web conoces que se limitan a utilizar el traductor automático para trasladar sus textos de un idioma a otro? Demasiadas.

Los propietarios de estos entornos web pretendiendo reducir costes, eligen una de esas herramientas gratuitas que despedazan los idiomas frase sí, frase también. El problema es más grave de lo que parece, no solo por el ridículo que están haciendo estas empresas ante sus clientes nacionales e internacionales, sino por las pérdidas económicas directas que están asumiendo.

¿Exageramos? Por supuesto que no. Hay estudios serios publicados sobre la importancia de traducir correctamente los entornos web. Por ejemplo, el “Estudio sobre el uso de las lenguas en Internet” publicado por la Comisión Europea. Un par de datos de este informe:

– El 90% de los internautas de la Unión Europea prefieren leer las páginas web en su propio idioma.

– El 42% de los europeos afirma que nunca compraría en un comercio electrónico si la página web no estuviera escrita en su lengua materna.

Nuestra postura: cuando está en juego no solo la reputación sino los beneficios de una empresa, los traductores automáticos no funcionan. La elección más eficiente es contar con un equipo de traductores profesionales altamente cualificados.

¿Crees que las páginas web deben usar traductores automáticos? 

Deja un comentario

TENEMOS UN REGALO PARA TÍ

Al hacer click en el enlace aceptas la nota legal, política de privacidad y condiciones generales