¡Pide presupuesto gratis!

Japón, aún siendo un país de pequeñas dimensiones pero con una alta densidad de población, es conocido alrededor del mundo por su interés por la tecnología y la innovación. Pero parece ser que la discreta sociedad nipona, aunque ávida de conocimiento y con un nivel alto de autoexigencia por mantenerese al día de lo que pasa en el mundo, prefiere acceder a la información en su idioma materno: el japonés.

El poderoso atractivo de la tecnología llega a cualquier rincón del planeta y el Mobile World Congress es buena muestra de ello. Quizás todavía estamos digiriendo la avalancha de información sobre las interesantes novedades tecnológicas que allí se presentaron. Pero, ¿en qué idiomas deseamos recibir esta información? Es indiscutible que lenguas como el inglés, el español o el chino mandarín son las más usadas en este sentido. Sin embargo, teniendo en cuenta que en el mundo existen más de 3.000 lenguas diferentes, debemos preguntarnos cuál es la tendencia entre los hablantes de otros idiomas menos usados y, probablemente, igual de interesados en la tecnología.

[Sharer]

Retomemos el ejemplo con el que empezábamos este artículo: Japón. En la cuna de grandes empresas tecnológicas como Fujitsu, Sony o NEC -presentes también en la pasada edición del MWC- o de los creadores de conocidas aplicaciones como Line parece ser que el japonés es el idioma elegido a la hora de informarse sobre cualquier aspecto en general y sobre tecnología en particular. El usuario japonés parece sentirse más cómodo al poder consultar cualquier fuente de información en su propia lengua. Esta es una tendencia bastante extendida en este país, a excepción de los usuarios con un buen dominio de otros idiomas, que no son necesariamente una mayoría. Muestra de ello son esta página sobre tecnología escrita en japonés o esta web de noticias, originalmente escrita en inglés, pero traducida al japonés. Este parece ser un comportamiento sin expectativas de cambio, quizás debido al peso de la tradición dentro de la cultura japonesa.

El caso del japonés puede extenderse, sin duda, a muchos otros idiomas. Seguramente un elevado número de hablantes del coreano, el portugués o el italiano, por poner solo algunos ejemplos, agradecerán poder disfrutar de la tecnología sin salir de casa, es decir, en el idioma que mejor conocen. Aunque nos encontremos en un mundo globalizado, un gran número de hablantes no están dispuestos a renunciar al uso de sus propias lenguas y este es un dato que las empresas tecnológicas deben tener en cuenta si quieren satisfacer las necesidades de sus clientes potenciales.

El puente al entendimiento entre las empresas de tecnología y el consumidor es la traducción y las agencias profesionales de traducción, como Okodia, son el mejor aliado para obtener un buen resultado. A la hora de traducir tu web, montar tu e-commerce, dar mayor repercusión a tu blog o newsletters, confiar en los servicios de profesionales como nosotros te permitirá ofrecer calidad y llegar a usuarios que, como el japonés, quieren estar al día, pero sin salir de casa ni renunciar a su lengua materna.

Deja un comentario