La traducción es el pasaporte para una Navidad inolvidable

Las luces en las calles y la llegada paulatina a los hogares de las diferentes costumbres son signos inequívocos de que las fiestas navideñas están al caer. Las tradiciones de esta época, como los idiomas, rompen cada vez más fronteras y la traducción es el pasaporte a sus nuevos destinos. Así que, no nos extrañaría que Papá Noel recurriera a los servicios de una agencia de traducción durante estas fechas.

 

Para empezar, el mismo Papá Noel tiene nombres diferentes según los países. En Bolivia o Estados Unidos se le conoce como Santa Claus, en Inglaterra es Father Christmas y en Chile es el Viejito Pascuero. En Finlandia, curiosamente, recibe el nombre de Joulupukki, que literalmente quiere decir Cabra de Navidad, en Dinamarca le llaman Julemanden y en los Países Bajos, Kerstman. En estos dos últimos casos, la traducción del nombre es Hombre de Navidad. En Austria incluso existe Krampus, el ayudante de Papá Noel que va a ver a los niños que se han portado mal. No obstante, no debemos olvidar que en nuestro país son los tres Reyes Magos los encargados de traer los regalos a los niños.

 

Otra de las costumbres más extendidas a nivel internacional son los villancicos. Noche de paz, por poner un ejemplo, se escucha en muchos países alrededor del mundo por estas fechas. Las familias alemanas entonarán el Stille Nacht, heilige Nacht -idioma en el que fue compuesto-, en inglés cantarán el Silent Night y en Francia se oirá el Douce nuit. Estos son solo unos ejemplos, pues esta canción navideña ha sido traducida a más de 300 idiomas. Ahora ya estamos acostumbrados a ellas, pero seguramente las traducciones de sus letras nacerían en la oficina de alguna agencia de traducción. Igual que las versiones que han ido apareciendo posteriormente.

Si aún no sabes qué quieres para Navidad, en Okodia podemos darte algunas ideas. ¡Tuitéalo!

La llegada de Papá Noel y los villancicos son un denominador común en muchos lugares del mundo, pero hay costumbres propias de algunos países o zonas del planeta que -todavía- no se han extendido. Sin ir más lejos, en Cataluña tenemos al tió -que no cagatió– el cual, tras ser aporreado por los niños con un bastón, hace sus necesidades en forma de obsequios para ellos. Pero parece que las noticias de su existencia están traspasando ya fronteras, como podemos ver y escuchar en este artículo, en el que la actriz Kate McKinnon describe al público de un programa de la NBC esta curiosa tradición. La traducción de su nombre –Catalan Poop Log, versión literal del erróneo cagatió– no deja lugar a dudas, aunque si se hubiera consultado a una agencia de traducción profesional el resultado seguramente hubiera sido otro.

 

Los regalos -fruto del lado más consumista de nuestra sociedad- son otra de las costumbres estrella de la Navidad. Si no has hecho todavía tu carta a Papá Noel o a los Reyes Magos podemos darte algunas ideas: la traducción a tu idioma de las novelas de tu autor favorito, una buena traducción para tu web o e-commerce o, si ya la tienes, podemos ofrecerte una traducción para tu blog.

 

Por el contrario, si estás pensando qué podrías regalarnos tú a nosotros o a cualquier traductor que conozcas, aquí te dejamos unas cuantas ideas. ¡Feliz Navidad!