La traducción que te salvará de ‘Este Hotel es un Infierno’

Igual que ya hubo un programa de televisión que revolucionó el mundo de la hostelería (‘Pesadilla en la Cocina’), ahora hay uno que está causando sensación entre el sector hotelero y ese es ‘Este Hotel es un Infierno’. Con apenas unas semanas de vida, el programa de Kike Sarasola está poniendo patas arriba cuantos hoteles visita. Habitaciones mugrientas, falta de limpieza y unos empleados poco competentes son las señas de identidad de los destinos elegidos. Pero, aunque no lo creas, hay otros factores que parecen  pasar más por alto que también te podrían llevar a la parrilla de salida de ‘Este Hotel es un Infierno’.Y tienen que ver con la atención al público extranjero. ¿Qué tal se llevan en tu hotel los idiomas?

La traducción: un arma de doble filo en carteles

A veces me pregunto qué haríamos si no existieran los letreros. Sí, esos cartelitos que nos salvan la vida cuando estamos perdidos o nos recuerdan cuáles son las normas de seguridad de sitios como un hotel. Seguro que si tienes un establecimiento de este tipo o has visitado alguno recientemente, te has fijado que están por todas partes,en la habitación, en recepción, en los pasillos, en el comedor… El turista puede sentirse bien satisfecho en cualquier cadena hotelera, la dirección del hotel vela por su seguridad en todo momento.

Evita perder clientes en tu hotel. ¡No recurras a la traducción automática! Un traductor profesional te ayudará a que el hotel no sea un infierno para extranjeros ¡Tuitéalo!

Pero… ¿qué ocurre cuando carteles de hoteles que supuestamente deberían ayudarte a salvar una vida ofrecen indicaciones contradictorias? En un momento de urgencia o tensión no puedes pararte a descifrar qué querrá decir el cartel. Por eso cuando vas a un hotel y te encuentras carteles comoBrake glass in case of fire’ se te queda una cara de ‘me he perdido algo’. El problema fue la palabra brake (frenar) en lugar de break (romper). Por esa razón, en lugar de decir “Rompa el vidrio en caso de incendio”, en traducción al inglés el letrero decía “Frene el vidrio en caso de incendio”.

O ese cartel tan recurrente de ‘Exit’ (Salida), que en algún que otro hotel (no vamos a dar nombres) se ha traducido como ‘Éxito’. Un éxito si logras localizar la salida, claro. Desde luego, un error que bien valdría para que el hotel saliera en el programa ‘Este Hotel es un Infierno’o, por lo menos, para que el cliente no volviera.

Perder reservas por culpa de los idiomas

No creas que para salir en ‘Este Hotel es un Infierno’ basta por gestionar nefastamente el hotel. Todos sabemos que una gestión nefasta de un establecimiento hotelero hace perder reservas, pero… ¡una mala traducción hace que los clientes ni siquiera piensen en ti!

El 30% de las reservas de hoteles provienen de Internet, la mayor parte de la página web de la empresa. Un gran error es una mala implementación del sistema de reservas y que éste esté… ¡oh no, esté en un idioma que el cliente no entiende! Aunque parezca que a día de hoy todo el mundo se maneja en inglés, si enriqueces tu sistema de reservas con otros lenguajes, tipo francés, alemán o incluso ruso, las posibilidades de conversión se multiplicarán.

¡Salvados por…la traducción!

Los errores de traducción que a menudo hacen que un hotel sea un verdadero infierno para los extranjeros ocurren a menudo por el uso abusivo de esa herramienta de traducción automática llamada ‘Google Traductor’. Muchas veces se piensa que al ser un sistema rápido y automático de traducción es el más fiable. ¡Craso error! Los traductores automáticos pueden arruinar vidas o, mejor dicho, tu hotel. En estos casos, el camino hacia el éxito de tu negocio pasa por recurrir a un traductor profesional. Créenos, tu negocio estará salvado de ir a ‘Este Hotel es un Infierno’ y tus clientes serán mucho más felices.