Las redes sociales en las que encontrar una agencia de traducción

Las agencias de traducción, como toda empresa de servicios, necesita ser vista y facilitar la labor de ser encontrada por sus potenciales y futuros clientes. Desde el punto de vista de la comunicación, es cierto que transmitir un servicio es más difícil que hacerlo con un producto físico, que se puede fotografiar y mostrar sus características y cualidades “tal cual”, hablando por si solo. Un servicio hay que explicarlo y conseguir que llegue de la misma manera que su creador lo entiende generando la necesidad en el futuro cliente sobre el mismo. ¿Cómo debe hacerlo una agencia de traducción? Ahí está la clave. Una agencia de traducción es propiamente un servicio y algo particular porque tú como cliente raramente llegas a ver al traductor que se encarga de tus textos y, habitualmente y desde que existe el uso habitual de Internet, el único contacto con el responsable de tu proyecto será telefónico, por email o como mucho, por video conferencia. Pero entonces, ¿cómo conseguimos que los clientes conozcan la agencia y nos contraten? ¿Cómo tú, cliente, puedes encontrar la mejor agencia de traducción que se responsabilice de tu empeño con los mejores criterios de calidad, tiempos y presupuesto? En este momento es donde entra en juego la estrategia de comunicación online y por ende, las redes sociales. No contar hoy en día con una estrategia de comunicación online en la que incluir email marketing, un blog, Seo y redes sociales como mínimo, no tiene sentido. (Estas estrategias enfocadas a la traducción las veremos en otros post) Centrándonos en Redes Sociales, sabemos que existen muchas, más de las que somos capaces de usar y atender. Lo importante no es estar en todas ellas y constantemente, sino estar en las adecuadas, con un contenido excelente y con la periodicidad adecuada para llegar al usuario (no por más publicar es mejor). Por eso, siempre tendremos en cuenta estas premisas:

  • Elige aquellas redes sociales en las que exista un objetivo y sentido real estar en ellas.
  • Elige redes sociales que te veas capaz de gestionar.
  • Planifica el contenido. Usa un calendario en el que tener presente qué publicar pero, sobre todo, cuándo. Así evitaremos pérdida de fechas relevantes que nos pueden aportar mucho engagement.
  • Enfócate a conseguir usuarios y seguidores de calidad. La cantidad ya no prima en las redes. Lo importante es que sean seguidores que interactúen con la marca por su interés y que se conviertan en prescriptores. La nueva máxima de las redes es: menos seguidores pero de mayor calidad.

¿Qué Redes Sociales elegir? Aunque esto derivaría del desarrollo de un plan de marketing y una estrategia que estudie cada empresa (y por supuesto aconsejamos también confiar en un profesional del marketing online) y cada caso, existen cuatro redes fundamentales en las que, por su ámbito profesional, es importante estar.

  • Facebook: por su alcance global, la capacidad que aporta de publicar contenidos (enlaces, imágenes, videos) y por ser la red más usada en el mundo, simplemente por imagen, es necesario estar en ella. Nos permite emitir mensajes más extensos acompañados por material gráfico. Además, sus métricas, muy desarrolladas, nos muestran un buen mapa de cómo son nuestros usuarios, horarios de interactuación, e información muy útil.
  • Twitter: es la mejor red para emitir mensajes cortos, directos pudiendo interactuar con nuestros usuarios en tiempo real. Tiene la gran limitación de los 140 caracteres que hay que ver como una ventaja, usando esta red para otro tipo de contenidos. Además, existen herramientas que nos facilitan la labor de la réplica de contenidos automáticos.
  • Linkedin: la red social profesional por excelencia. Es imposible para una empresa no estar en ella. Aunque igualmente tiene sus limitaciones, es imprescindible tener una buena página de empresa en ella, compartir actualizaciones, estar en grupos de debate a los que hacer llegar nuestro contenido y ser activos.
  • Google +: esta red, a pesar de pertenecer al gran Google, no está desarrollándose a gran velocidad, aunque escala posiciones. Actualmente, profesionalmente, hay que estar, ante todo, porque al ser de Google, posiciona nuestro contenido en términos de Seo. Igualmente nos permite adjuntar material gráfico, links y remarcar contenidos con negrita (algo que el resto de redes no permite). También nos aporta la posibilidad de compartir contenidos en comunidades, lo que nos da mayor visibilidad.

Hay otras muchas redes pero realmente, es importante saber por qué estamos en ellas y realizar una buena programación. Confiar en un profesional que conozca este entorno es siempre lo mejor, al igual que contar con una agencia de traducción para tus textos. Eso sí, es importante el trabajo de backoffice que hay que realizar antes de saltar a las redes: preparar contenidos, poner todo en línea visual, estudiar la competencia… es mejor esperar para publicar a tener todo bien atado (el tono de la empresa, el servicio…) que publicar por publicar. La impaciencia en redes sociales, no es buena consejera. Primar la calidad sobre la cantidad.