Las traducciones (también) son para el verano

Trabajar durante toda la época estival y no cogerse vacaciones puede resultar difícil a priori, pero te vamos a dar las claves para convencerte de que ofrecer servicios de traducción durante el verano, puede resultar provechoso para tu negocio. En primer lugar, hay que tener en cuenta que si tú trabajas mientras otros descansan, surgen nuevas oportunidades para ti. En verano se paralizan muchas empresas, pero ¿qué ocurre con aquellas que prosiguen con su actividad normal y se quedan sin su proveedor habitual de traducciones? Evidentemente tendrán que buscar otro, y ahí es donde tienes la ocasión perfecta para darte a conocer a nuevos clientes que quizás, queden muy satisfechos con tu trabajo y se inicie una nueva relación laboral, más allá de ese encargo puntual. De hecho es bastante habitual que durante el verano, cuando la actividad es más relajada, las empresas aprovechen la coyuntura para testar nuevos proveedores con los que trabajar en el futuro.

Ofrecer servicios de traducción durante el verano tiene sus ventajas ¡Tuitéalo!
Por otra parte, siempre surgen urgencias y encargos inesperados de diferentes tipos de clientes: desde el particular que decide ponerse al día con su currículum y traducirlo; o el que necesita una traducción jurada de su título para poder optar a cierto trabajo en el extranjero; hasta el hostelero que se da cuenta de que los turistas no entienden su menú; o el empresario que se anima a traducir su web para tenerla a punto cuando acabe el verano. Las posibilidades son infinitas, y todos los clientes son valiosos. En Okodia lo tenemos muy presente, y por todas estas razones no interrumpimos nuestros servicios de traducción durante las vacaciones veraniegas. Estamos preparados para cualquier encargo que nuestros clientes necesiten, en el idioma que deseen. Nuestras vacaciones las dejamos para otro momento, que viajar fuera de temporada alta ¡tampoco está nada mal!