Los anglicismos que menos se traducen

Vivimos rodeados de palabras que no provienen del español. Si te paras a pensarlo, muchas de las palabras que usas en tu día a día son anglicismos. Curiosamente, la mayoría se utilizan en una versión ‘castellanizada’ que poco o nada nos dice porque realmente no se ha realizado su traducción al español. ¿Eso por qué ocurre?, te preguntarás. Primeramente, porque somos muy de ‘castellanizar’ palabras de otros idiomas y lo segundo, porque la traducción de muchos de esos vocablos es algo compleja.

Anglicismos que no se traducen

¿Por qué hay algunas palabras del inglés que se traducen y otras que no? Ésta es quizá la primera pregunta que deberíamos responder. Lo cierto es que generalmente las palabras se suelen dejar como están en caso de que la traducción sea algo imprecisa. Es lo que suele pasar con palabras como CEO, copyright o startup.

Anglicismos que usamos a diario

Entre los anglicismos que usamos a diario destaca ‘stalkear’. Lo emplean sobre todo los amantes de la tecnología y los jóvenes lo usan cada vez más. Pero… ¿conoces el significado exacto de esta palabra? Si te vas a un diccionario de inglés-español, una de las definiciones que se ofrece está relacionada con cotillear o curiosear, pero de un modo obsesivo.

Stalkear está muy relacionado con el uso de las redes sociales.  Hace alusión a la acción de vigilar, espiar en las redes sociales. Sería como ‘acosar’, destacan desde Fundeu. ¿Lo has utilizado mucho últimamente?

Hoy en día también se ha puesto muy de moda el uso de ‘fake news’. Su traducción literal sería ‘noticias falsas’. Pero… ¿es realmente correcto decir ‘noticias falsas’? No del todo pues en español sí que eiste una traducción más apropiada para este anglicismo que sería ‘bulo’.

¿Compras mucho en tiendas online? Si es que sí, seguro que estás más que familiarizado con otro de los anglicismos más comunes y que menos se traducen. Se trata de ‘shipping’. Seguramente, la primera vez que viste la palabra te quedaste un poco en shock sin saber muy bien a qué hacía alusión. Pues bien, está relacionada con el transporte, más bien con el envío de algo.

Desde aquí te recomendamos que siempre que haya un equivalente español para un anglicismo, lo uses. ¡No desprestigiemos nuestro idioma!