Traducciones urgentes, una tabla de salvación profesional

 

Tic, tac, tic, tac… Hay relojes que no se detienen ni aunque se les acabe la pila. El tiempo apremia, sobre todo, cuando se trata de ofrecer la mejor imagen posible al resto del mundo y de eso se sabe mucho en un sector como el de la traducción. Frases como “lo necesito para ayer” se escuchan muy a menudo cuando se trata de encargar traducciones urgentes de páginas web, traducciones de documentos oficiales o, incluso, de posts para blogs o e-mail marketing.

En el mundo de las empresas de traducción cada minuto cuenta. De hecho, en Okodia tenemos a un completo equipo de traductores preparados y repartidos por todo el mundo, como mostramos en este gráfico, para cualquier eventualidad que pueda tener el cliente.

Tic, tac. ¡El reloj apremia para conseguir objetivos profesionales! Pero tranquilo que un supertraductor te puede sacar de un apuro. Tuitéalo!

Cuándo necesito una traducción urgente

Hay muchos momentos en los que uno puede necesitar una traducción urgente. Por ejemplo, supongamos que tienes previsto ir a trabajar al extranjero y tienes de plazo hasta mañana para entregar una serie de documentos en la empresa donde vas a trabajar. Tal vez se te pasó por alto el detalle de que informes como el de la vida laboral o el título académico deben ir traducidos al idioma del país en el que trabajarás. ¡No te preocupes! Necesitas una traducción jurada y sí, hay ‘supertraductores’ que en unas horas pueden dar salida al trabajo que precisas. Si no fuera por la traducción urgente… 😉

Dicen por ahí que lo que no se comunica, no existe, igual que lo que no sale en los medios de comunicación es como si nunca hubiese sucedido. Hay empresas que tienen esto muy bien interiorizado y que saben que su público objetivo no es solo, por ejemplo, el hispano, sino que también pueden llegar a su página web personas que hablen inglés, francés, alemán, chino… El salto al mercado internacional no es tarea fácil, pero siempre se puede empezar por la traducción del blog de empresa o por el reto de traducir newsletters que vas a enviar a una base de datos bien dimensionada y diversificada. ¿Y si el mejor día para enviar el e-mail marketing es mañana? ¡No sufras! Que para eso existen las traducciones urgentes.

A diario hospitales y clínicas reciben pacientes extranjeros. Los responsables de estos centros suelen recurrir a intérpretes para poder explicar a los pacientes lo que les ocurre. Pero, supongamos que el tratamiento será largo y que deben llevarse el informe clínico a su país de origen en cuestión de horas. ¿Podría solicitarse una traducción médica urgente? ¡Claro que sí!

Y así hasta un largo etcétera de casos en los que una traducción urgente puede salvarte la vida.

Qué se entiende por traducciones urgentes

Cada persona entiende la urgencia de una manera diferente. Por ejemplo, hay algunas que necesitan una traducción urgente de 100 palabras en un plazo de una hora, mientras que otros lo necesitan para mañana por la mañana. Realizar traducciones urgentes puede significar en muchos casos trabajar fuera de horario, realizar horas extra, trabajar el fin de semana, o tener que aparcar otra traducción para poder dar prioridad a esta otra.

Realizar una traducción urgente debe significar ofrecer la calidad esperada en menos tiempo. Es responsabilidad  de la empresa de traducción, que cuenta con un solvente equipo de profesionales detrás, como detallamos en el post ‘Traducciones urgentes: preguntas y respuestas’, que el resultado final del trabajo sea de altísima calidad.

En los trabajos de traducción urgente, a menudo, contamos con la ayuda  de la diferencia horaria respecto a algunos países. Un cliente de México, con un desfase horario de siete horas, podría hacerte trabajar de noche para cumplir con su plazo, o al contrario darte un margen de casi un día porque él ya se va de la oficina mientras tú estás trabajando.