Preguntas frecuentes sobre traducción jurada.

Seguro que si has tenido que mandar documentación oficial al extranjero te habrán pedido una traducción jurada y, también seguro, que te habrás preguntado “¿qué es esto que me piden?”. Este tipo de traducciones legales, al mismo tiempo, plantean un montón de dudas a quienes las tienen que presentar. Así que para eso estamos aquí, para ayudaros y solucionaros todas las dudas. Por eso vamos a contestar las dudas más frecuentes que ocasionan las traducciones juradas. ¡Empecemos! ¿Qué es una traducción jurada? Una traducción jurada es una traducción entre dos idiomas (lógicamente) con validez legal ante un organismo oficial. Lo que la diferencia de otras traducciones es que debe estar firmada y sellada por un traductor jurado autorizado y que posee carácter oficial antes las autoridades. Estas traducciones se deben presentar en papel, aunque no es necesario que sea papel timbrado. ¿Quién puede hacer una traducción jurada? En España solo la pueden realizar los traductores jurados, que son nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación como los únicos traductores con la potestad suficiente para certificar sus traducciones. En algunas Comunidades Autónomas y en otros países los nombran sus propios organismos. ¿Qué valor tienen las traducciones realizadas por traductores jurados? Lo que diferencia las traducciones juradas de las simples, es que tienen validez oficial y legal. A nosotros nos gusta decir que un traductor jurado se asemeja a un notario en cuanto a su capacidad de dar fe y veracidad y exactitud. ¿Quién exige las traducciones juradas en España? Las traducciones juradas se suelen requerir en procesos administrativos, legales y judiciales donde es necesario aportar documentación en otros idiomas, de manera que se pueda dar fe sobre dicha traducción. ¿Qué servicios ofrece un traductor jurado?

  • Los traductores jurados traducen los documentos escritos y además certifican que dicha traducción es exacta, fiel y completa.
  • También pueden realizar funciones de intérprete en un proceso judicial, en un acto ante notario, en un ceremonia de matrimonio o ante cualquier acto de carácter oficial donde intervengan diferentes idiomas.

¿Cuáles son los documentos más habituales que traducen los traductores jurados?

  • Contratos o certificados empresariales,
  • Certificados académicos, médicos o antecedentes penales,
  • Documentación aportada en procedimientos de naturalización,
  • Testamentos, partidas de nacimiento, matrimonio y defunción,
  • Permisos de residencia,
  • Poderes notariales otorgados en el extranjero…

Esperamos haber resuelto con estas preguntas las dudas que podáis tener sobre las traducciones juradas. Si te encuentras en la situación de tener que presentar una a un organismo oficial, no dudes en consultarnos, te ayudaremos en todo en lo que necesites.