Trabajar como traductor: lo que ha cambiado en los últimos años

Se trata del sueño de muchos jóvenes que cada año deciden matricularse en las facultades de Traducción e Interpretación. Sin embargo, al igual que muchas otras profesiones, la del traductor ha experimentado una profunda transformación en los últimos años. Esta transformación ha sido principalmente debida a las innovaciones tecnológicas que han facilitado y, al mismo tiempo, especializado el trabajo del traductor en diferentes sectores. Es por ello que cada vez más personas se preguntan: ¿Cuáles son las competencias necesarias hoy en día para quienes sueñan con trabajar como traductor?

Los requisitos necesarios para trabajar en este sector dependerán en gran medida del tipo de texto a traducir así como de las cualidades personales de cada uno. Cada vez más, es necesario no solo un profundo conocimiento de la lengua de destino, sino también de conocimientos básicos de marketing y SEO para poder ayudar mediante la traducción a posicionar los textos o las páginas a las que van dirigidas, en las primeras posiciones de búsqueda en internet. Si se escribe sobre productos en venta, por ejemplo, es importante ofrecer textos enfocados al marketing, que puedan atraer y convencer al usuario de adquirir el producto. Si en cambio se escribe para casinos, es importante utilizar otro tipo de jerga y conseguir un mínimo conocimiento previo sobre el sector, informándose, por ejemplo, de los casinos permitidos en España o cualquier otra cuestión específica sobre la que verse la traducción. Ahora más que nunca, es necesario conocer las leyes y reglas de los diferentes sectores en internet antes de meter la pata escribiendo, ya que prácticamente todo tiene consecuencias legales.

Fuente: Pexels

Los cambios en este sector

Hasta no hace mucho tiempo, para encontrar trabajo como traductor solo era necesario conocer a fondo un idioma y, posiblemente, dominar la materia que cubre el texto que se está traduciendo. La principal herramienta de trabajo de un traductor era el diccionario, pero hoy en día, gracias al desarrollo de las tecnologías que marcarán nuestro futuro y las herramientas disponibles en internet, así como herramientas específicas del sector, es posible traducir gran parte de textos técnicos o científicos de forma más cómoda y flexible. Por lo tanto, el trabajo concreto del traductor a día de hoy es el de una cuidadosa traducción además de otra revisión del texto traducido para que sea perfectamente fluido en el idioma escrito.

Hoy en día un traductor necesita conocimientos informáticos y cierta familiaridad con el mundo digital, además de un ordenador con una buena conexión a internet. Trabajar como traductor por cuenta ajena es posible, eso sí, es necesario buscar los trabajos de traducción por tu propia cuenta ya sea a través de una página o a través de contactos que se hayan establecido en el pasado. Sin embargo, sí se conoce qué agencia de traducción contratar, es posible obtener un cierto número de encargos y así tener un flujo de trabajo y unos ingresos más o menos constantes cada mes.

Fuente: Pexels

El futuro de la traducción

Un sector que nunca ha pasado de moda, y que está creciendo en tamaño es precisamente el de las traducciones. De hecho, aunque las tecnologías de nuestro tiempo nos ofrecen herramientas cada vez más avanzadas para comunicarnos, no se trata del futuro de la traducción, ya que las dificultades a nivel de intercambio internacional persisten y la producción de textos en diferentes idiomas aumenta. Por esa razón, la figura del traductor a día de hoy es más que necesaria para superar los problemas de decodificación y comprensión en una lengua común.

La traducción es, sin duda, un sector en crecimiento en la economía mundial. El creciente número de relaciones internacionales en los ámbitos económico, diplomático y comercial hace que exista una demanda constante de traducciones profesionales. Por lo tanto, se puede decir que trabajar como traductor significa seguir los mejores consejos para traducir contenidos y poner los propios conocimientos y habilidades al servicio de un futuro de integración e internacionalización.