"Mi peor manía es hablar sola cuando traduzco"

La lista de manías de los traductores se hace grande por momentos. Si hace unos meses escribíamos un post sobre las ‘Manías de los traductores que hacen que su trabajo sea perfecto’ y relatábamos los ‘vicios’ ocultos de algunos traductores profesionales, ahora es Kim, una de las traductoras de Okodia-Grupo traductor la que nos confirma nuestras sospechas: “Los traductores tenemos manías. La mía es hablar sola cuando traduzco”. Hay traductores que todo el mundo debería conocer y Kim es una de ellas. ¡Te la presentamos!

1- Has viajado y vivido en países exóticos. ¿De ahí viene tu pasión por la traducción?

La traducción ha sido una parte fundamental de mi carrera en marketing, turismo y empresas internacionales mientras vivía en Brasil, Portugal y España. Estudié turismo y con los años decidí especializarme en traducción. No me arrepiento de mi elección. Ahora soy traductora de portugués y español.

2- ¿Cuál es el mejor consejo que nunca has recibido cuando decidiste aventurarte en esto de la traducción?

Mi mejor consejo fue que me hicieran ver que el aprendizaje es continuo, no solo para mejorar y mantenerse actualizado con las tendencias tecnológicas, sino también porque en cada proyecto que trabajas hay siempre algo nuevo a aprender.

Kim lo tiene claro, hay traducciones que mueven el mundo como...¡la traducción financiera! ¿Sabes por qué? ¡Tuitéalo!

3- ¿Qué crees que aporta la traducción y la interpretación al día a día en la sociedad?

El mundo es cada vez más globalizado y la traducción profesional asegura una comunicación clara y correcta, sin hablar de su influencia en negocios entre empresas y la venta de productos en el mercado internacional. Además, un traductor profesional aporta un sensibilidad cultural al transmitir un mensaje que es fundamental en la comunicación.

4- Hay tipos de traducción muy conocidas como puede ser la traducción turística y otros menos como la traducción financiera. ¿Consideras que la traducción financiera es igual de importante que otros tipos de traducción, o no?

¡En absoluto! La industria financiera mueve el mundo y las transacciones entre entidades privadas y públicas, informes financieros, trámites y contratos, todos necesitan ser traducidos con un alto nivel de calidad y competencia.

5- ¿Qué destacarías de las traducciones especializadas?

Agencias como Okodia disponen de una gran red de traductores especializados en sus áreas, en centenares de idiomas, y por tanto, las empresas pueden confiar en que el trabajo será hecho de la mejor forma, por especialistas y lo más rápido posible.

6- Los traductores son muy de manías, ¿cuál es la tuya?

Mi peor manía es… ¡Hablar en alto! Creo que es necesario leer en voz alta mi trabajo antes de entregar, pues me ayuda a asegurarme de que el texto fluye lo mejor posible.

7- Ya que estás a diario en contacto con los idiomas, ¿cuál de ellos tiene un significado especial para ti?

Me gusta mucho comunicarme en los dos en los que trabajo, pero el portugués brasileño ocupa un sitio especial en mi corazón, ya que mi marido y su familia son de Brasil, donde viví durante diez años. Hoy en día vivo en las Islas Canarias, entonces hablamos los tres idiomas (inglés, español y portugués) en casa diariamente.

8- ¿Qué lugar elegirías para evadirte del mundo?

La Playa de Famara, Lanzarote, que ¡está  a 10 minutos de mi casa!

9- Y cuando tienes algún problema, ¿a quién recurres?

Si es de trabajo y es, por ejemplo, para Okodia, a ellos. Son muy atentos a la hora de ayudar con cualquier duda.  Además, mi hija es estudiante de traducción y trilingüe, por lo que podemos intercambiar ideas y dificultades lingüísticas.  Si el problema es personal, recurro a mi familia, estamos muy unidos.