El uso de traductores online es algo común y muy extendido. En un mundo en el que navegamos por internet constantemente buscando información publicada en cualquier sitio sobre cualquier tema que pueda interesarnos, los traductores online no dejan de ser un recurso que nos permite...

Cuando uno mantiene una conversación con otra persona no se suele parar a pensar si está utilizando palabras del castellano, del inglés o, por ejemplo, del euskera. Usas palabras y ya está. Pero no todo es tan simple como eso, y es que muchas de las palabras que se utilizan a diario proceden de préstamos de otros idiomas, como bien saben los traductores profesionales. Como en España hay diversidad de lenguas, nos vamos a centrar en una que se habla en el País Vasco: el euskera. Te contamos qué palabras usas en castellano que provienen del euskera.

Si nos sigues en Twitter verás que una vez a la semana publicamos un tuit  con el hashtag #recursostraductores. En estos mensajes compartimos con nuestros seguidores algunas herramientas – software, diccionarios, bases de datos, etc.- que utilizamos en nuestro trabajo diario y que pueden resultar útiles para cualquier persona que deba manejar distintos idiomas.

El mundo de la traducción profesional es una caja de sorpresas. Cuando en español nos parece tan normal la traducción de un título de una película, en chino, puede parecer toda una odisea. Y es que, por ejemplo, traducir al chino el título de una película europea o americana deja sorpresas que hacen que más de uno se quede con la boca abierta y que también provocan más de una carcajada.
Crowfunding, hipster, friki, wearable, cookies, coworking. Son muchos y estamos rodeados por ellos, los encontramos en la cuenta del restaurante, en publicidad, en tecnología, en el listado de servicios del centro de estética y en infinidad de situaciones más. Los neologismos son inevitables, aparecen constantemente y forman parte de la evolución natural de cualquier lengua. ¿Debemos traducir los neologismos? Te sacamos de dudas.

La traducción es un arte, pero un arte que puede salvar vidas, sobre todo cuando se trata de la traducción médica, una de las disciplinas más importantes que existen para muchos profesionales de la traducción. Y es que, seguramente coincidirás con nosotros que si no...

¿Cuál es la clave para que una empresa triunfe? ¿Las estrategias de marketing? ¿La imagen que proyecta de sí misma? ¿El producto? Muchos dirán que se trata de una mezcla de factores. Y así es. No obstante, una de las cosas más importantes para que una empresa triunfe son los clientes. Con un mundo tan interconectado, tu negocio puede tener tanto visitas nacionales como de personas que se encuentren en la otra mitad del mundo. Y está claro que para poder llegar a ellos, se hace necesaria la traducción profesional. ¿Quieres conocer uno de nuestros últimos trabajos? ¡Sigue leyendo!
Utilizar trabajadores de tu propia empresa como traductores profesionales (sin serlo) entraña ciertos riesgos para tu negocio. Sobre todo de reputación. ¿De verdad quieres que tus clientes se lleven una mala imagen de tu empresa al detectar errores en la traducción? Como sabemos cuál es la respuesta, te vamos a contar cuáles son los beneficios de la traducción profesional para tu empresa.
El italiano es un idioma que gusta a todo el mundo. Es un idioma delicado e incluso romántico, sin embargo, también tiene ciertas rarezas. Rarezas que lo hacen mucho más atractivo. Te contamos unas curiosidades de traducción que te van a gustar. ¿Conoces cuáles son las palabras más raras del italiano? ¡Sigue leyendo!
Un sueño persistente en la historia del hombre siempre ha sido que la humanidad llegue algún día a compartir un mismo idioma. Y parece que vamos encaminados a hacerlo posible. Con el paso de los años, el inglés se ha ido convirtiendo en una lengua franca.  Una antigua historia hebrea nos cuenta que en la antigüedad existía una única lengua, pero Dios castigó al hombre en su afán por alcanzar el cielo con una torre, y le condenó a hablar distintas lenguas y a no entenderse. También es cierto que sin ese castigo no existiría hoy el oficio de traductor, de modo que tal vez debamos alegrarnos.