¡Pide presupuesto gratis!

Es joven, apasionado de los idiomas y un gran traductor. Fernando forma parte de la pequeña-gran familia de Okodia desde hace más de un año y no defrauda. Todo lo que traduce a inglés o a francés lo hace con gran pasión. De hecho, adora su trabajo, sobre todo considera que la especialización en la traducción médica se asemeja en cierta medida al trabajo de cualquier prestigioso médico: «¿Hay algo más bonito que salvar vidas con la traducción?». Nosotros ya conocemos la respuesta, pero te dejamos su entrevista para que conozcas más a Fernando y extraigas tus conclusiones. [Sharer] 1- ¿Qué crees que aporta la traducción y la interpretación al día a día en la sociedad?

Está en todas partes sin que nos demos cuenta: revistas, series de televisión, páginas web, manuales, hasta en las etiquetas de la mayoría de productos que consumimos. Gracias a la labor de traductores e intérpretes podemos viajar y trabajar en otros países, firmar contratos y acuerdos comerciales, culturizarnos y estar al tanto de lo que sucede fuera de nuestras fronteras, entre otras muchas cosas.
2- ¿Cuál es el mejor consejo que nunca has recibido cuando decidiste aventurarte en esto de la traducción?

Me quedo con uno muy importante: sigue formándote y diversifica los servicios que ofreces. Está muy bien especializarse, pero difícilmente podrás vivir si solo aceptas encargos de una modalidad de traducción. En mi caso, combino la traducción jurada con la audiovisual y me va mucho mejor desde que entendí que abordar solo a un mismo tipo de clientela es cerrarse puertas y que debes invertir en tu negocio para que crezca.  

3- ¿Qué especialidad de traducción crees que aporta más a la sociedad y por qué?

Todas aportan su granito de arena y todas son necesarias, pero si debo quedarme con la más importante, sería con la traducción e interpretación médica o la realizada en hospitales y entornos humanitarios, ya que contribuye a salvar vidas. ¿Qué hay más bonito que eso?

4- Vamos a conocerte un poquito mejor: 

Los traductores son muy de manías a la hora de trabajar, ¿cuál es la tuya?

Me desconcentra el ruido.

A título personal, ¿qué te apasiona? ¿Por qué?

Me encanta ver cine y devoro las series (por algo soy traductor audiovisual). Pero no soy de los que prefieren verlo todo en versión original. Si ya me he pasado el día subtitulando, no hay ganas de ponerse a leer subtítulos también en mis momentos de ocio.

¿Qué detestas? ¿Por qué?

La arrogancia. No soporto a lo que viven tratando de parecer más listos y quedar por encima de los demás.

¿Qué idiomas son los que tienen un significado especial para ti? ¿Por qué?

Mis dos lenguas de trabajo extranjeras (inglés y francés) siempre estuvieron muy presentes en mi familia, aunque más por la rama de la filología y la docencia. Es una de las razones por las que les cogí cariño pronto, aunque no hayan sido una opción original.

Cuando te encuentras con algún problema grave de traducción ¿a quién o a qué recurres en primera instancia? ¿Por qué?

Lo primero, a recursos online específicos para ese problema. Para mí, saber documentarse y usar la lógica resuelven la mayoría de las dificultades. Esa es otra recomendación, cuanto más uses el sentido común en tus textos, mejor traductor/a serás.

Y…¿cuando tienes algún problema personal a quién recurres?

A mi familia y entorno más cercano. Quienes mejor te conozcan mejor sabrán ayudarte.

¿Qué lugar elegirías para evadirte del mundo?

Me iría a bucear a la Gran Barrera de Coral. Casi nada, jeje.

¿Cuál es el lugar más curioso al que hayas viajado? ¿Qué es lo que más te atrajo de ese sitio?

He viajado menos de lo que me gustaría, pero un lugar que me enamoró fue Brujas, por el encanto que tienen sus canales, cisnes y su arquitectura peculiar.

Deja un comentario