¡Pide presupuesto gratis!

Twitter es para muchos una de las numerosas redes sociales existentes pero, salvo excepciones, ha sabido mantenerse como una herramienta útil desde un punto profesional. Para el traductor, sin duda, ofrece grandes ventajas. En primer lugar, nos permite obtener información de forma rápida. Sus mensajes cortos nos ofrecen la información necesaria, sin ornamentos, con la posibilidad en algunos casos de acceder a un enlace para ampliar información. De esta manera podemos actualizar datos de manera inmediata. Podemos saber en menos de 140 caracteres si la RAE ha aceptado una nueva palabra, por citar un ejemplo. Es importante saber usar bien esta herramienta. Si la entendemos como un medio para desearles un feliz día a nuestros amigos cada mañana pasaremos un buen rato leyendo sus mensajes con los mejores deseos una y otra vez y, desde un punto de vista productivo, perdiendo un tiempo muy valioso. Hay otras redes que satisfacen estas necesidades sociales. Es importante seguir a profesionales o entidades que nos aporten datos interesantes con regularidad como es el caso de @xosecastro o @Scheherezade_SL, -que mezclan conocimientos con un toque de humor en sus tuits-, agencias de traducción como @okodia u otras entidades relacionadas con el lenguaje como @termcat. [Sharer] A través de los tuits de estos profesionales, agencias de traducción o entidades podemos enterarnos de cursos o conferencias que nos pueden interesar e incluso, en algunos casos, podemos seguirlos por Twitter si nos es imposible asistir a ellos. Por último, también podemos compartir nuestras aportaciones para conseguir seguidores con la finalidad de enriquecer nuestra actividad profesional e intercambiar información útil. La clave está en elegir bien a quién seguir y, a nivel particular, hacer aportaciones interesantes con regularidad.

Deja un comentario