¡Pide presupuesto gratis!

Cuando se necesita traducir un texto a otros idiomas, lo ideal es que esta tarea la realicen traductores nativos. Y es que por mucho que una persona domine con soltura otro idioma además del materno, nunca va a tener la naturalidad lingüística de un nativo. Esta afirmación puede parecer una obviedad, pero es muy habitual que un cliente pregunte a un traductor “a qué idiomas traduce”, y se sorprenda de que la respuesta sea “al mío”.

Un traductor, por norma general, traducirá siempre desde otros idiomas a su lengua materna. Los idiomas desde los cuales traduce son los llamados “idiomas de trabajo”. Por supuesto, está capacitado para hacer traducción inversa hacia estos idiomas de trabajo, puesto que los ha estudiado y los domina, pero siempre te beneficiará encargar tu traducción a traductores nativos de los idiomas en los que desees tener el texto.

Te aseguras así de que no se va a perder ni un ápice de naturalidad. Al final, es normal que una persona nativa esté más familiarizada con expresiones, dichos y giros lingüísticos actuales, o algo tan sencillo como saber si algo “suena bien” o no. Siempre sabrá un poco más de vocabulario, y dispondrá de más recursos para expresar una misma idea.

[Sharer]

Pero no te confundas. Esto no significa que cualquier persona nativa de un idioma puede hacer una traducción. Hay quien, incluso en su propio idioma, no redacta bien, o no tiene conocimientos de un área específica que requiera un vocabulario muy concreto. Por esto necesitas que además de nativo, sea traductor profesional.

Los traductores estudiamos otros idiomas, pero sobre todo estudiamos el nuestro. Y lo estudiamos dentro de áreas muy específicas, en función de nuestras preferencias y habilidades. Nos especializamos en diferentes áreas de conocimiento. Por ejemplo, la traducción legal o la económica requieren un amplio conocimiento del lenguaje jurídico y financiero, respectivamente. Por el contrario, hay otros traductores con una excelente redacción y se especializan en traducción literaria, o creativa, etc.

Como conclusión simplemente queremos que tengas clara una idea: si son traductores nativos los que se encargan de tu traducción, ésta será mejor. Y si además de nativos, están especializados en la materia sobre la que versa tu texto, ¡mejor aún!

 

Deja un comentario