¿A qué idiomas traducir una tienda virtual?

Que saber idiomas te abre más puertas no es nada nuevo. Pero… que los idiomas ya están dominando el mundo de Internet es algo que conviene estudiar detenidamente. ¿Te has fijado en la de páginas webs que existen en el mundo? ¿Y has visto que casi el 100% de ellas están disponibles en otros idiomas? Es indudable que para comunicar y vender mejor lo que hay que hacer es traducir la página web o traducir una tienda virtual a otros idiomas. ¡Y por aquí te echamos un cable!

Planificar antes de traducir

Previamente a encargar traducir una tienda virtual o ecommerce, lo que hace falta saber es el perfil de clientes que tiene tu negocio en Internet. ¿Quién te puede ayudar en esto? Pues hoy por hoy no hay mejor herramienta que las analíticas de Google, que te permiten conocer de manera sencilla de dónde procede el tráfico a tu página web y el perfil del usuario.

¿Abarcar mucho o poco?

Dicen por ahí que quien mucho abarca, poco aprieta. Este refrán lo vamos a aplicar a la traducción de una tienda virtual. ¿Es necesario que un ecommerce esté disponible en 5 idiomas o con dos o tres basta? Es preferible contar con una traducción web de calidad, antes que hacerlo con cinco de ellas que sean mediocres, ¿no crees? Ya hemos visto típicos errores de Google Traductor, errores que sonrojarían incluso a la persona menos pudorosa del mundo. Así que, lo propio es contar con un traductor profesional que se encargue no solo de traducir una tienda virtual, sino de darle sentido a lo que quieres vender dentro del contexto de otros países.

Los mejores idiomas para traducir una tienda virtual

En este mundillo de los idiomas no hay secretos para triunfar. Pero sí que unos lenguajes son mejores que otros. Por ejemplo, es impensable que una página web no esté traducida hoy en día en el inglés. Éste se ha convertido ya en la segunda lengua de muchas personas, por lo que un buen negocio no puede obviar este idioma.

Dependiendo de tus productos, si tienes un negocio turístico, deberías probar con el ruso y el japonés, en la actualidad son las personas que más están viajando y gastan sin miramientos, por lo que son los clientes perfectos.

El chino es también uno de los idiomas más hablados del mundo, pero si tienes un presupuesto más limitado y no quieres ampliar tantas fronteras, mejor decántate por alguno de los idiomas europeos más en boga: el alemán y el francés. Con estos, junto con el inglés, acierto seguro.