¡Pide presupuesto gratis!

    «Hay tres formas de hacer las cosas: la correcta, la incorrecta y la mía». Estas palabras del personaje Sam Ace Rothsein de Robert de Niro, en la película Casino (1995) de Martin Scorsese son las que les deben venir a la cabeza en más de una ocasión a los profesionales de la traducción audiovisual que trabajamos en nuestra agencia de traducción den Barcelona.

    El cine nos ha brindado infinidad de frases célebres que han pasado a formar parte de nuestro bagaje cinematográfico y, como no, de nuestro lenguaje. Hoy en nuestro blog recordamos algunas de ellas, comentamos la solución del traductor y os invitamos a comentar alguna más. Sabemos que hay muchas y no a todos nos han marcado las mismas, pero las que encontraréis a continuación seguro que os traerán algún que otro recuerdo.

    Francamente, querida, me importa un bledo

    Empezamos con el «Francamente, querida, me importa un bledo» (Lo que el viento se llevó, 1939) de Rhett Butler a Scarlett O’Hara, traducción de la cita en inglés «Frankly, my dear, I don’t give a damn». No sabemos si, actualmente, el traductor optaría porque lo que fuera le importara algo de origen escatológico al personaje de Clark Gable, pero lo cierto es que el espectador espera oír frases finas de la boca de un señor tan elegante y repeinado. En fin, hoy en día esto sería todo un reto.

    Tonto es el que hace tonterías

    Forrest Gump nos hacía partícipes en la película del mismo nombre de una lección que le había enseñado su mamá: «Tonto es el que hace tonterías» (Forrest Gump, 1994), en inglés «Mama says, “Stupid is as stupid does». Gracias, Forrest, lo tendremos en cuenta.

    Sayonara, baby

    El célebre «Sayonara, baby» de la película Terminator era un «Hasta la vista, baby» en inglés. Seguramente, si el traductor hubiera optado por traducirlo a un «See you later, baby» los espectadores del otro lado del charco le colocaríamos como colofón un aligator y nos pondríamos a bailar. Totalmente fuera de contexto en la escena en cuestión. Una buena elección eso de darle una vuelta y meter algo de chino en Terminator, ¿no crees?

    ¡Que la fuerza os acompañe!

    ¿Os suena la cita «Que la fuerza os acompañe» de La guerra de las galaxias (1977)? Indudablemente, sí. Una frase que ha pasado a la historia como los tipos de planos que se emplearon para reforzar el mensaje cinematográfico. Pero vayamos al grano: esa es la traducción escogida para la frase «May the force be with you» con la que se deseaban suerte entre ellos los personajes de Star Wars. Sin duda, uno de los mejores deseos que podemos transmitir a un profesional de la traducción audiovisual antes de iniciar un trabajo.

    ¿Abogado?

    ¿A quién no se le erizó el vello con el «¿Abogado? ¿Abogado?» de Robert de Niro en El Cabo del Miedo?. La escena de la película de 1991 no es menos escalofriante con el «Counselor? Counselor?» oído de la característica voz del camaleónico actor.

    Teléééééfono…

    El entrañable extraterrestre, haciendo sus pinitos con el lenguaje humano, expresaba un «Teléfono, mi casa», en la película E.T. (1982). En el guion original encontramos un «E.T. phone home», en el que phone bien podría ser un infinitivo, de forma que se hubiera quedado como «E.T. llamar a casa», pero en la versión en español acabó en sustantivo. De todas maneras, un «Teléfono, mi casa» queda bastante más entrañable y transmite mejor que está aprendiendo el idioma, ¿no?Sea como sea, las palabras del alienígena han sido protagonistas de muchos juegos de los que en aquellos tiempos éramos niños.

    Mi tesooooro

    «Mi tesoro…», repite constantemente la criatura Gollum en El Señor de los Anillos: Las dos torres (2002) de Peter Jackson. Un simple sintagma nominal, traducción del «My precious…» de la versión original y que ya forma parte también de nuestro repertorio.

    ¡Hasta el infinito y más allá!

    Igual que todos los clásicos mencionados hasta ahora han supuesto un antes y un después para muchos, no podíamos llegar a estas alturas sin hacer mención a una película de Disney que gusta por igual a adultos y a niños. «¡Hasta el infinito y más allá!» es la traducción literal y creíble del «To infinity and beyond!» de la que ya es un clásico de los dibujos animados, Toy Story (1995).

    Dar cera, pulir cera

    Con el famoso «Dar cera, pulir cera», el recordado Sr. Miyagi, parco en palabras pero autor de sabios consejos, iniciaba a Daniel Larusso (Ralph Macchio) en el mundo del karate en Karate Kid (1984). En esta ocasión tradujeron el «Wax on, wax off» original con construcciones en infinitivo. Si el traductor hubiera optado por el imperativo en este caso, seguramente se hubiera perdido el detalle de la poca habilidad que el sabio anciano tenía con un idioma que no era el suyo, ¿no creéis?

    En ocasiones veo muertos

    La siguiente cita es «En ocasiones veo muertos», de El sexto sentido (1999). Si nos ponemos gramaticalmente estrictos, el chico ve muertos constantemente, tal como expresa su frase en Presente Simple «I see dead people», hecho que después reafirma cuando asegura verlos «all the time». Quizás el En ocasiones era necesario para que la expresión estuviera sincronizada con los labios del pequeño Haley Joel Osment, que aparece en un primer plano durante toda la escena.

    Nadie es perfecto

    Del clásico Los caballeros las prefieren rubias (Some Like It Hot) heredamos el famoso «Nadie es perfecto» —un consuelo saberlo— del «Nobody’s perfect», afirmación muy recordada de la célebre comedia romántica de 1959.

    Vuelve a tu cunita, Baby

    Penny, el personaje de la bailarina ya muy vivida interpretada por Cynthia Rhodes en Dirty Dancing (1987) se dirige a la ingenua Baby, interpretada por Jennifer Gray con un: «Vuelve a tu cunita, Baby». Con estas palabras la deja igual de hundida en la miseria que con la frase original «Go back to your playpen, Baby». ¡Pobre Baby!

    Todas estas decisiones, tomadas por algún traductor profesional en alguna ocasión, nos han permitido disfrutar de los mejores productos de la industria cinematográfica y pasan, inevitablemente, a formar parte de nuestro discurso. ¿Cuántas veces has oído alguna de estas citas en una conversación normal? Que la suerte acompañe a los traductores individuales y nos permitan disfrutar de muchas películas más.

    Enlaces relacionados

    Soluciones a la traducción de «The black spot» en La isla del tesoro

    Frases célebres de traducción que no vas a olvidar