¡Pide presupuesto gratis!

Si no estás muy puesto en la cultura japonesa es posible que si te hablamos del ‘Kaomoji’, te suene a japonés y no sepas ni qué es ni por qué a los traductores nos gusta tanto. Lo cierto es que el Kaomoji, un estilo de emoticón japonés, nos hace el día a día más feliz. Te contamos por qué.

Kaomoji (顔 文字) es un estilo de emoticono japonés popular compuesto por caracteres japoneses y signos de puntuación gramaticales, y se utiliza para expresar emociones en los mensajes de texto y la comunicación cibernética. La palabra kaomoji también se conoce como emoticón japonés. Este concepto está formado por la combinación de dos palabras en kanji, «kao» (顔 – «cara») y «moji» (文字 – «carácter»).

Los japoneses son una nación muy emotiva y creativa. Por lo tanto, en Japón los emoticones son populares como en ninguna parte del mundo. Y a nosotros, los traductores profesionales, que estamos al tanto de cómo es la cultura en cualquier parte del mundo, emoticones como estos nos chiflan.

Diferencias del Kaomoji y los emoticones occidentales

Los japoneses creen que los ojos son el espejo de un alma humana. Por lo tanto, a diferencia de los emoticones occidentales donde se presta la mayor atención a la boca, en los emoticones japoneses la parte más importante son los ojos. Además, los kaomoji son muy populares porque no tienes que leerlos de lado.

Al inicio de la era de Internet y la mensajería instantánea, la falta de conversación cara a cara dio lugar a numerosos chistes sobre la falta de comunicación. Kaomoji es el resultado de fanáticos del manga y el anime que querían corregir esos errores, evitar situaciones incómodas de escritura y expresar palabras de manera más creativa.

Los emoticones japoneses también se dividen en categorías según el componente emocional de una forma, acción u objeto. Pueden expresar alegría, amor, enfado, vergüenza… y al igual que en los occidentales también se incluyen objetos, armas, emociones neutrales como la sorpresa… en definitiva, los kaomoji son los emoticonos que todo amante de la cultura japonesa, traductores incluidos, ama.

Deja un comentario