¡Pide presupuesto gratis!

    Los idiomas nos permiten ver más allá. Conocer otras culturas y descubrir nuevas maneras de ver el mundo. Así es, precisamente, como nuestra compañera del equipo de gestión de proyectos Estefanía ve el mundo de la traducción profesional. Pronto cumplirá un añito en el equipo, por lo que nos adelantamos a la fecha y para celebrarlo, te la presentamos.

    • ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo diario en Okodia?

    Poder estar en contacto con muchas lenguas, culturas y personas diferentes cada día. Me encanta cuando un traductor me cuenta algo sobre su vida personal y yo le respondo con algo mío. Estos detalles te ayudan mucho a empatizar y hacer equipo.

    • ¿Por qué te interesa el mundo de la traducción?

    Porque me encanta aprender lenguas extranjeras, ver cómo funcionan, en qué difieren de mi lengua materna, qué aspectos culturales quedan reflejados en ellas… Cada vez que aprendo una lengua descubro un nuevo mundo, o mejor dicho, una nueva forma de ver el mundo. Como nos pasa a muchos en el sector, este interés con frecuencia comienza desde pequeños. En casa siempre se fomentó mucho el aprendizaje de lenguas extranjeras (como dato curioso mi hermana mayor también estudió Traducción e Interpretación, aunque ahora se dedica a la docencia).

    • ¿Qué es lo más curioso (extraño, raro o agradable) que te ha ocurrido a lo largo de todo el tiempo que llevas trabajando en Okodia?

    Una vez un traductor me recomendó una versión a cappella de una canción de la película The Greatest Showman, ¡y me encantó! 😊.

    • ¿Cómo describirías el mundo de la traducción?

    Lo describiría como un mundo muy bonito, en el que se aprende mucho de muchas áreas diferentes, donde muchas veces puedes ser creativo y donde uno nunca deja de formarse ni aprender. Por desgracia, aún sigue siendo bastante invisible. Y me resulta curioso, porque yo veo traducciones en todas partes, desde la aplicación de moda para chatear con tus amigos hasta la etiqueta de los pantalones que llevas. Probablemente nada de eso existiría en tu lengua si no fuera gracias al trabajo de un traductor.

    • Hay quien dice que el mundo de la traducción es difícil y muy complicado, después de todo el tiempo que llevas trabajando en Okodia, ¿crees que es así?

    Creo que es un mundo en el que cuesta arrancar. Si estás empezando y tus lenguas de trabajo son las más habituales, necesitas especializarte o destacar de algún modo para que las empresas quieran trabajar contigo, si no es muy probable que cuenten con sus traductores de confianza para enviarles sus proyectos. Pero una vez que consigues tu cartera de clientes y empiezas a rodar creo que es una profesión muy bonita con la que te puedes ganar bien la vida.

    • ¿Qué consejos darías a empresas que están pensando en si deben o no traducir sus contenidos?

    Que no se lo piensen dos veces y lo hagan en cuanto puedan. Creo que las traducciones aportan mucho valor a las empresas, ya que permiten que sus contenidos tengan un mayor alcance. Además con el aumento de las ventas y los servicios en línea, pueden tener clientes potenciales prácticamente en todo el mundo, que no necesariamente van a hablar la lengua en la que han creado sus contenidos.

    • Háblame de una situación en la que tengas que tomar una decisión y asumir un riesgo sin conocer el alcance de las posibles repercusiones.

    Pues la que te voy a contar creo que les sonará bastante a los equipos de gestión de proyectos: comenzar un proyecto para el que el plazo de entrega es muy justo antes de recibir la luz verde del cliente. Hay veces que si tienes que esperar a que te confirmen un presupuesto no llegarás a la fecha de entrega que te piden. Con el tiempo vas conociendo muy bien a tus clientes, y a veces tienes que guiarte por tu intuición y arriesgarte a sacar el trabajo a traducir sin saber si lo aprobarán finalmente.

    • Un país donde te gustaría vivir.

    Pues no sabría decirte uno, ¡hay tantos que me gustaría poder explorar! Pero seguramente tendría playa y un clima tropical para poder gestionar proyectos debajo de una palmera 😊.

    • ¿Hay algún idioma que te llame especialmente la atención? ¿Por qué?

    Me encantaría aprender occitano. Hace algún tiempo tenía un cliente que nos pedía traducir mucho a este idioma, y al ver los textos traducidos todo me resultaba muy familiar porque conozco otras lenguas que se le parecen. Eso sí, solo al verlo escrito, ¡hablado cambia bastante!

    • ¿Cómo y dónde te ves dentro de 10 años a nivel profesional?

    Trabajando en un ambiente multicultural que me permita seguir haciendo lo que me gusta.

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González
    es