¡Pide presupuesto gratis!

    Puedes tener un mapa (o no tenerlo) y estar igual de perdido. Da igual tu sentido de la orientación. Sin idiomas estás perdido y aunque los conozcas o alguien te ayude, si no cuentas con la ayuda de una traducción profesional, lo más probable es que no puedas ir muy lejos ni personal ni profesionalmente. En Okodia nos gusta hacer las cosas bien y estar al tanto  de lo que ocurre en el sector de la traducción profesional es una de ellas. 

    La pronunciación que costó vidas

    El inglés, francés, alemán, ruso y japonés cuesta horrores pronunciarlo. No lo dice nuestra agencia de traducción, es un comentario generalizado entre todo aquel que ha intentado alguna vez estudiar estas lenguas. Lo más probable es que hasta que no llegues a un nivel avanzado sigas cometiendo pequeños errores que… pueden costar una vida. Sí, sí. Como estás leyendo: la mala pronunciación puede poner en peligro tu vida. O, al menos, así pasó hace siglos. En la antigüedad, no ser capaz de pronunciar un Shibboleth podía suponer tu propia muerte. Seguro que ahora mismo te estarás preguntando qué significa este término. Resulta que es la palabra que usaron los antiguos hebreos para diferenciarse de los enemigos que se infiltraron entre sus filas. Así que era muy sencillo dar con los impostores. Un fallo de traducción o, mejor dicho, de pronunciación, te costaba la vida. O si no, lee este artículo que lo deja bien claro. 

    [Sharer]

    1, 2, 3…¿cuántos idiomas debe saber un niño?

    Hé ahí la eterna pregunta. Da igual si el niño en cuestión quiere dedicarse de manera profesional a la traducción, algún idioma deberá estudiar, ¿no? Si te estabas focalizando solo en el inglés, todavía te falta algún que otro lenguaje para que tu niño se desarrolle adecuadamente. Los especialistas se puesto de acuerdo en afirmar que la enseñanza de dos, tres y hasta un cuarto idioma, ha de empezar desde la edad temprana para que los pequeños lo entiendan y lo expresen de manera natural y sin dificultad. En Vanguardia te explican en un artículo los idiomas que debe conocer un niño. Y, ojo, que no hace falta que de mayor quiera ser traductor profesional, pero si deseara dedicarse a esto, sería una muy buena elección, es el oficio más bonito del mundo. 

    Perdidos en la traducción

    Alardeamos de mejorar el nivel de estudio de lenguas extranjeras en la sociedad, pero la realidad es que el inglés y el español siguen siendo como el agua y el aceite en España. Los traductores profesionales tratan de eliminar brechas y barreras a la comunicación social, aunque no siempre con los resultados deseados. En El País te lo explican. 

    Deja un comentario

    Si quieres traducir tus campañas de comunicación...

    TENEMOS UN REGALO PARA TI

    Al hacer click en el enlace aceptas la nota legal, política de privacidad y condiciones generales.