El futuro de los traductores profesionales, ¿en peligro?

“Los robots dominarán el mundo”. Aunque sea una frase muy manida en las películas de ciencia ficción, lo cierto es que puede que no vaya muy desencaminada. Los avances tecnológicos han hecho peligrar miles de puestos de trabajo en los últimos años y parece que esto irá a más en el futuro. Pero, sin duda, de lo que más se ha hablado es de cómo afecta la traducción automática al trabajo del traductor profesional. ¿Sustituirán los robots a los traductores profesionales en el futuro? Esta es la pregunta del millón que nos hacemos en nuestra agencia de traducción.

La respuesta es no. No tienes de qué preocuparte. La inteligencia artificial sí que es probable que ayude más al trabajo del traductor profesional, de hecho, la web ‘Will robots take my job?’ estima que un 38% del proceso de traducción estará automatizada, pero en ningún caso podrá relegar la figura de los traductores profesionales. ¿Y sabes por qué? Porque la inteligencia artificial es eso, artificial, carece de lógica y al no disponer de ella es imposible que pueda razonar lo mismo que un ser humano, por mucho que se le programe.

Traducción de metáforas y frases hechas

Los peores errores de traducción de la historia los han causado máquinas, ¿qué hace pensar que en un futuro esto vaya a mejorar? Los traductores profesionales ofrecen mayor fiabilidad en los mensajes, ya que consiguen transmitir el mensaje explícito e implícito, así como textos de carácter metafórico y frases hechas, algo que a día de hoy es impensable para un traductor automático. Además, hay que tener en cuenta que el lenguaje y la sabiduría popular va evolucionando, por lo que una máquina siempre tendrá más difícil adaptarse a estos cambios.

En cambio, un traductor profesional es un estudioso de los idiomas y de la interpretación de estos, siempre podrá adaptar el mensaje recibido en un determinado idioma a otra lengua sin que se pierda el significado.

Si piensas que una máquina dominará el mundo de las letras, te equivocas. ¡Los idiomas siempre serán territorio de los traductores profesionales! ¡Tuitéalo!

Nivel cultural

Seguramente ahora te estés preguntando en qué puede ayudar la inteligencia artifical a los traductores profesionales, si se tiene en cuenta el simulador del que hemos hablado anteriormente (‘Will robots take my job?’). Un diccionario en línea es un  recurso que los traductores emplean de vez en cuando para conocer mejor el significado de ciertos vocablos y, quizá, servirse de sinónimos para perfeccionar el proyecto que estén realizando en ese momento, los traductores automáticos pueden ser también herramientas de trabajo de manera puntual, ya que a veces suelen sugerir sinónimos de las palabras que se están buscando. Pero solo eso, herramientas de trabajo.

No obstante, la inteligencia artificial está desprovista de cultura y del contexto en el que se mueve el mensaje.  Transmitir una lengua es sinónimo de transmitir su cultura para hacerla más comprensible.¿Y cómo se aprende la cultura? Viviéndola. Algo que no se puede dejar en manos de la inteligencia artificial. ¡Larga vida a los traductores profesionales!