Los false friends más ‘peligrosos’ en traducción médica

Si te sientes cansado, con dolor corporal o tienes síntomas que no son los habituales de una persona sana, es mejor que acudas al médico. Pero… ojo, que hacerlo en el extranjero o en otro país del que no dominas el idioma puede tener consecuencias graves para tu salud. Lo mismo ocurre en los centros médicos en los que los profesionales sanitarios no dominan el  idioma de la otra persona. Los false friends abundan en medicina. Y en la traducción médica, más vale tener cuidado porque las consecuencias podrían ser muy graves. ¡Con la salud no se juega!

Evitar false friends

Los profesionales de la traducción, como buenos amantes del lenguaje, deben cuidar hasta el último detalle en cada texto: formato, fidelidad al texto original (que no debe confundirse con traducción literal), corrección gramatical y ortográfica, entre otros aspectos interesantes que nos ofrecen los idiomas. En este artículo vamos a centrarnos en el léxico necesario para la traducción médica; más concretamente, en los false friends del inglés más habituales en este ámbito y la necesidad de no descuidar su correcta traducción.

Quizás el primer false friend que nos venga a la cabeza y que esté relacionado con la medicina sea constipation. Seguramente más de uno bromeó con él en clase de inglés en el instituto en plena edad del pavo. Y sí, en este contexto puede que tenga su gracia, pero en la consulta de un médico confundir el estreñimiento con un constipado puede llevar a algún que otro quebradero de cabeza.

Sin embargo, existen muchos falsos amigos más, algunos más conocidos que otros, pero en todos los casos es imperativo saber su verdadero significado para no tener que lamentar después daños mayores. En traducción, también vale más prevenir que curar.

¡Cuidado con los false friends en traducción médica! Estos sí que son amistades peligrosas. ¡Tuitéalo!

Los false friends más populares

Sin ir más lejos, en el artículo anterior de nuestro blog ya os hablamos de uno de ellos: intoxicated, que significa ebrio y no intoxicado, que en inglés haría referencia a alguien que ha sufrido food poisoning. Sin duda, el protocolo a seguir sería bien distinto en ambos casos. Otro false friend bastante habitual es sane, que no hace referencia al estado de salud general de una persona, solo a sus buenas condiciones mentales, de la misma manera que sanity debe traducirse como cordura y no como sanidad.

Traducir casualty como casualidad y no como víctima –que es su verdadero significado- alteraría enormemente la información que pudiera contener el informe de alguna ONG médica sobre las consecuencias humanas de algún desastre natural, por poner algún ejemplo. En el caso que se tuviera que traducir un historial médico, debería prestarse especial atención a palabras como molested o severe, que no hacen referencia a que alguien ha sido incordiado o a que alguien tiene mal carácter, sino que alguien ha sido agredido -a menudo sexualmente- o que su estado de salud es grave. Disorder tampoco debe confundirse con el desorden que, aunque molesto, no tiene la repercusión que puede tener un trastorno de algún tipo, que es lo que realmente significa.

La palabra diversión del español no tiene nada que ver con la diversion inglesa que, en medicina, significa desviación o baipás. Sin duda, en este caso, siempre será mejor verse afectado por la palabra española que por la inglesa. Por último, puede llamar la atención que la traducción de las molestas hemorroides sea piles, que no significa pilas y que, a su vez, debe traducirse como batteries.

Esta lista no es ni mucho menos comprehensive, que no comprensiva, pero esperamos que os haya resultado interesante y útil. De todas formas, ya sabéis que en Okodia somos especialistas también en traducción médica y, evidentemente, los false friends no se nos van a resistir.