¡Pide presupuesto gratis!

Calle del Pepino Verde, del Caracol Renqueante, de la Lechuga, del Conejo Cojo… cuando era pequeña me encantaban los nombres de las calles en las que el genial Ibáñez situaba las aventuras de sus queridos Mortadelo y Filemón. Pero como la realidad siempre supera a la ficción, cuando llegué a Madrid a estudiar comprobé que algunas de esas calles sí existían. Calle de la Lechuga, de la Pasa, de la Fantasía, de La Cenicienta, Sal si puedes, ACDC… La colección era y es infinita y no se quedaba en Madrid, en todas las ciudades, pueblos y villas del mundo encontramos nombres curiosos y divertidos.

Así que hoy, en medio de los calores del verano, os propongo que nos demos una vuelta por algunas de nuestras calles con los nombres más curiosos. ¿Vamos?

Calle de Cristo de la Repolla. Cifuentes (Guadalajara).
Curioso nombre donde los haya, ¿verdad? Encontramos esta corta calle de solo 10 números paseando por Cifuentes, un pequeño pueblo de Guadalajara. La historia (real o novelada) no tiene desperdicio: parece ser que un mendigo llamó pidiendo limosna en una casa pudiente de esa calle. Le atendió una anciana señora que, al ver el hambre del pobre hombre, le regaló una pequeña gallina, una polla. El mendigo, agradecido como él solo,  volvió a la casa al día siguiente y dejó a las puertas de la casa dos pollitas (re-polla) y, para hacerlas compañía, un crucifijo de madera. Y así, sin comerlo ni beberlo, “nació” un nuevo Cristo: el de la Repolla.

Calle Cristo de la Repolla

 


Calle de Tintín y Milú. Madrid.
Ideal para los aficionados al buen cómic. Esta pequeña vía madrileña está en el pueblo de Barajas (sí, en Barajas hay un pueblo), en el  barrio de Alameda de Osuna. El origen de esta calle no es tan bonito como el del ejemplo anterior. Fue una propuesta afortunada de un concejal aficionado a las tiras del increíble Hergé. Por una vez, y sin que sirva de precedente, un político tuvo una idea brillante 😉

Calle de Tintín y Milú


Calle Tantarantana. Barcelona.
Situada en el más que conocido barrio de la Ribera, parece ser que la calle Tantarantana recibió este curioso nombre por uno de sus hijos ilustres: un pregonero del siglo XVIII. Este hombre – del que no conocemos el nombre – era famoso por lo rítmico de sus “tantarantanes” de tambor y trompeta cuando reclamaba atención para leer las noticias oficiales. No sé si una de las calles vecinas recibirá el nombre de calle Tapones, igual no era mala idea.

 Calle de Tantarantana


Calle de la Corrida. Gijón.
Gijón, bien conocida por su afición al cine y la sidra, acoge una calle con un nombre no apto para los mal pensados: la calle de la Corrida. El origen del nombre de esta concurrida vía peatonal no está demostrado ni documentado, pero una de las leyendas cuenta que el corrimiento de unos edificios provocó que la calle se ensanchara de la noche a la mañana. Otras leyendas sobre el origen del nombrecito no son tan benignas, claro 😉

 Calle Corrida


Avenida Súper Mario Bross. Zaragoza.
La capital maña es la “culpable” de bautizar una de sus vías con el nombre del fontanero virtual más famoso del mundo: Súper Mario. La idea de este curioso nombre surgió, nunca mejor dicho, en un concurso de ideas. En el año 2008 los futuros vecinos de la urbanización en construcción “Arcosur” decidieron elegir el nombre de sus calles de una forma creativa y, por lo que se ve, había muchos vecinos aficionados a los videojuegos. La ceremonia de inauguración de la Avenida Súper Mario Bross fue digna de verse: cientos de vecinos con peto y mostacho postizo vitoreando una estatua de su héroe vestido de baturro. Como veis, la realidad siempre supera a la ficción.

 Avenida de Súper Mario

¿Y tú, conoces alguna calle curiosa más? Hay cientos…:)
¡Atrévete y déjanos tu comentario!

 

Deja un comentario

Si quieres traducir tus campañas de comunicación...

TENEMOS UN REGALO PARA TÍ

Al hacer click en el enlace aceptas la nota legal, política de privacidad y condiciones generales