¡Pide presupuesto gratis!

¡Confiésalo! Ni en tus peores pesadillas hubieras llegado a pensar que idiomas tan ‘trendy’ como el islandés, el euskera o el catalán, estos últimos dos lenguas oficiales en comunidades españolas como el País Vasco o Catauña pudieran estar en peligro de extinción. Y sin embargo, ahí lo están. Luchan por sobrevivir en un mundo cada vez más globalizado en el que priman cuatro o cinco idiomas a lo sumo. En Okodia-Grupo traductor, tan concienciados como estamos con la pervivencia de las lenguas, dedicamos un post especial a un tema que habitualmente pasa desapercibido a los medios de comunicación: las lenguas minoritarias.

Seis mil idiomas en el mundo

¿Sabes cuántos idiomas se hablan actualmente en el mundo? Alrededor de unas  6.000. ¿Y sabes cuántos de estos idiomas pervivirán al final de siglo? Menos de 3.000.

No lo decimos nosotros, es una afirmación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, más conocida como Unesco. Pero el problema no es lo ese, ya que según los datos de la Unesco, cada día que pasa la humanidad pierde 14 idiomas.

Hay que desterrar las creencias tradicionales de que solo se extingue el vocabulario, la gramática o la sintaxis de esa lengua, la pérdida es mucho más profunda. Mediante el lenguaje, los pensamientos, ideas, creencias, deseos y pasiones de un grupo humano toman forma, adquieren peso y realidad. En el momento en que un idioma se extingue, perdemos toda la cultura que le acompaña, las leyendas, las tradiciones orales, las antiguas técnicas de arte o de trabajo, las creencias místicas o religiosas de sus hablantes… Perdemos, en definitiva, un trocito de humanidad.

 Idiomas y culturas que ‘se esfuman’

– Yang Huanyi, (1909-2004).

Con la muerte de esta anciana mujer desapareció la última persona que hablaba uno de los idiomas más antiguos del mundo: el Nü Shu, conocido por los lingüistas como la “escritura de las mujeres”. Este dialecto chino fue utilizado por mujeres de distintas generaciones para comunicarse entre ellas en secreto. Hoy por hoy solo algunos traductores especializados son capaces de interpretar los escasos documentos que quedan de este precioso lenguaje. 

 – Fanny Cochrane (1834-1905).   

Fanny era una aborigen de la isla Flinders en Tasmania. Esta mujer se hizo famosa a nivel internacional por grabar con su voz canciones y leyendas en una de las desconocidas lenguas aborígenes de Tasmania. Gracias a esas grabaciones antiguas, aún podemos traducir los antiguos escritos en esos antiquísimos idiomas.

La lista negra a nivel digital

En la última década la humanidad ha perdido casi un centenar de lenguas. De las que quedan más de 400 son susceptibles de desaparecer en los próximos cinco años. Uno de estos idiomas es el islandés, que vive amenazado por el uso de las nuevas tecnologías. 

El uso del islandés se ha vuelto prácticamente inexistente en la tecnología desde el año 2000. Asistentes digitales como Siri o Alexa no reconocen el idioma, es obvio que éste no entra a formar parte de los cinco idiomas a los que se debe traducir una aplicación móvil, lo que hace que los islandeses deban entenderse con la tecnología exclusivamente en inglés. 

La brecha digital también supone un quebradero de cabeza para lenguas como el euskera, el catalán, el rumano o el chino mandarín. El llamado lenguaje de ‘Valley’, el inglés, está dominando tanto la esfera digital que se estima que en menos de tres décadas estos idiomas, junto con el islandés desaparecerán a nivel tecnológico. 

Tecnología para revitalizar idiomas

Pero lo que te daña también te puede hacer más fuerte. Por ejemplo, los  bolivianos  buscan revitalizar la lengua aymara vía Facebook. Hay muchos que  consideran que si un idioma no está en web, no existe. Pero una lengua no muere del todo hasta que muere su último hablante. Así que, ¿por qué no traducir páginas webs, libros y demás información a estos idiomas? Tal vez así se consiga salvaguardar el valor de las lenguas y, por supuesto, de la cultura que llevan asociada.  

¿Crees que con la muerte de un idioma perdemos un bien inmaterial de la humanidad?

Deja un comentario