¡Pide presupuesto gratis!

    Se llama Laura y lleva algo más de tres años y medio trabajando en Okodia – Grupo traductor. Estudió Filologís Inglesa y después hizo un Máster en Traducción y Mediación Intercultural en la Universidad de Salamanca. Actualmente trabaja en el departamento de Ventas y nuevos Clientes de la agencia de traducción. Según explica, en su día a día trata con clientes nuevos que aún no conocen los servicios de Okodia y que desde su empresa o bien a nivel particular necesitan trabajos de traducción o interpretación. «Mi departamento es el primer contacto y desde aquí tratamos de asesorarles e informarles sobre los distintos servicios que Okodia ofrece», añade. Es hora de conocer un poco mejor a Laura.

    – ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo diario aquí?
    Mi día a día en Okodia es muy dinámico y variado. Nunca sabes qué es lo que te va a deparar el día, con quién voy a hablar o qué nuevo proyecto de traducción vamos a comenzar. Además, dentro del departamento de ventas realizamos distintas funciones, desde contacto con nuevos clientes y seguimiento de solicitudes hasta preparación de campañas de marketing y prospección de nuevas oportunidades de negocio, ¡siempre estamos entretenidos!
    – ¿Cómo describirías el mundo de la traducción?
    Imprescindible. A veces podemos pensar que la traducción no tiene nada que ver con nosotros pero realmente está más cerca de lo que nos pensamos: en las series que vemos traducidas y dobladas en nuestro idioma, cuando compramos online en páginas de marcas internacionales, en las instrucciones de uso de un electrodoméstico nuevo o en el prospecto de un medicamento que necesitamos tomar. Parece que no, pero las agencias de traducción formamos parte de todo esto.
    – Con lo del Covid el teletrabajo ha tenido un auge muy importante en otros sectores, pero en Okodia se teletrabaja desde el principio,  ¿qué ha supuesto para ti el hecho de poder teletrabajar a diario?
    Al principio me costó un poco cambiar el chip del trabajo presencial al teletrabajo. Siempre había estudiado de forma presencial y mis primeras experiencias laborales habían sido también presenciales. Los cambios cuestan, eso es así. Normalmente me adapto rápido y coger gusto al teletrabajo es fácil. No necesito madrugar tanto, el ahorro de tiempo en desplazamientos es evidente.
    – ¿Qué es lo más importante que has hecho en tu vida?
    ¡Qué difícil es responder a esta pregunta! Diría que aún me queda mucho por hacer y no sabría escoger una sola cosa importante. Entre las decisiones más importantes que he tomado está la de vivir durante una temporada en el extranjero. Es una experiencia que recomendaría a todo el mundo ya que te ayuda a crecer, a perder miedos, a enfrentarte al temido idioma y ver las cosas desde distintas perspectivas.
    – ¿Cuáles han sido tus mejores logros?
    Diría que estoy muy contenta de ser completamente independiente. En este momento, aunque suene duro, para los jóvenes las cosas están muy complicadas: encontrar un trabajo que nos llene y en el que nos valoren, independizarnos, tener la posibilidad de seguir formándonos, poder vivir sin necesitar la ayuda económica de nuestros padres…

    – ¿Cuáles son tus mayores aficiones?

    ¡Me encanta viajar! Diría que es mi mayor afición. Siempre que puedo trato de escaparme y disfruto mucho planificando el viaje. Este año en el que viajar es algo complicado, me estoy aficionando a la cocina y, aunque no vale mucho que yo misma lo diga, ¡creo que se me está dando bien!
    Un país donde te gustaría vivir.
    ¿Solamente uno? De los países que conozco la verdad es que cada uno aporta algo diferente y no podría decidirme por uno en concreto. Entre mi lista está Holanda, Irlanda, Alemania…Aun así me atrevería a decir que siempre volvería a España. ¡Como se vive aquí, no se vive en ningún otro lugar!
    – ¿Alguna vez te has puesto una meta u objetivo y no has podido cumplirla? 
    Desde que tenía 15 o 16 años sabía que quería ser traductora o al menos estar en este mundillo. Cuando terminé Bachillerato hice la prueba para acceder a Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca pero no pudo ser. No podía quedarme con esa espinita así que continué formándome en los idiomas y unos años después logré entrar en el Máster en traducción en la misma universidad. ¡Misión cumplida!

     

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González

    Si quieres traducir tus campañas de comunicación...

    TENEMOS UN REGALO PARA TI

    Al hacer click en el enlace aceptas la nota legal, política de privacidad y condiciones generales.