¡Pide presupuesto gratis!

El verano, entre otras muchas cosas, nos ofrece grandes acontecimientos deportivos –el Tour de Francia, el campeonato de tenis de Wimbledon- pero este año también disfrutamos del mayor acontecimiento deportivo de todos: los Juegos Olímpicos, que en esta edición se celebran en Río de Janeiro. ¿O deberíamos escribir Rio de Janeiro? Por lo visto, Fundéu BBVA recomienda el uso de la tilde en este caso. Esta y otras muchas cuestiones lingüísticas toman relevancia durante estos días, pues este encuentro de naciones constituye irremediablemente un punto de reunión de diferentes idiomas, una torre de Babel que está muy en forma y que necesita, cuestiona y, en ocasiones, cambia el lenguaje. La comunicación es básica en un acontecimiento de esta magnitud y el trabajo de redactores, traductores e intérpretes resulta esencial.

[Sharer]

La traducción deportiva seguramente ha sido uno de los ejercicios de precalentamiento de las Olimpiadas: documentos legales, publicidad, merchandising, artículos, comunicados y notas de prensa, pero también ocupa una posición clave en el desarrollo diario de los diferentes pruebas de cada especialidad. Todo el mundo (nunca mejor dicho) querrá recibir información actualizada a través de los múltiples medios donde la pueden encontrar y esto, sin duda, será posible gracias al arduo trabajo de los profesionales de la traducción.

 

Cuando es el momento de entrevistar a los atletas, le pasamos el testigo a los intérpretes o, en su defecto, a un periodista conocedor de más de un idioma. Estos profesionales de los idiomas tienen la gran responsabilidad de transmitir el mensaje de una sola persona a millones de espectadores, lo que en ocasiones puede convertirse en una carrera de obstáculos, ya que les puede tocar interpretar, por ejemplo, a Yohan Blake. Y tú, ¿cómo llevas tu inglés jamaicano?

 

Este pequeño detalle quizás nos haga conscientes de la importancia que tienen los profesionales de los idiomas en un acontecimiento de este tipo. Si no se confían estas tareas a traductores e interprétes profesionales, ¡puede que nos topemos con estafadores como el intérprete del lenguaje de signos que nos tomó el pelo en el funeral de Nelson Mandela!

 

De la revolución social que representan unos Juegos Olímpicos siempre se aprende alguna o varias palabras nuevas. ¿Quién conocía la existencia del virus del Zika hace un año? Desgraciadamente, ahora ya nos es familiar a todos. También puede ser un buen momento para aprender vocabulario nuevo o para refrescar el que ya sabemos y tenemos guardado junto a las zapatillas de deporte. Muchas instituciones ya se han puesto en marcha para que cojamos impulso, como es el caso de Termcat, centro de terminología de la lengua catalana, que con el hashtag #termOlimpics va ofreciendo información de manera regular en este sentido.

 

A nivel doméstico, mientras practicas sofing con tu familia, puede que tus hijos sientan curiosidad por saber qué significa lap o silver medal, aprovecha la ocasión para despetar en ellos la curiosidad por los idiomas y hacerlos conscientes de la importancia que tienen fuera de los libros de texto.

 

Quizás nunca habías pensado en la carrera de fondo a la que se enfrentan también los traductores e intérpretes durante estos días, su éxito vendrá de la mano de su experiencia, conocimientos y pasión por su trabajo. Nosotros vamos a seguir las Olimpiadas con mucha atención y a tomar nota de todos los éxitos lingüísticos que acontecerán.

 

 

 

 

Deja un comentario