“Un traductor médico tiene que estar dispuesto para traducir e investigar”

Se llama Jenna y es una de las tantas traductoras profesionales con las que trabaja Okodia – Grupo traductor. En concreto, su especialidad es la traducción médica, una especialidad de la que se ocupa nuestra marca comercial Okomeds.¡Descubrimos un poco más quién es Jenna y cómo vive su trabajo como traductora médica!

1. ¿Cuál es el mayor problema de la traducción al que te has enfrentado nunca?

El mayor problema que encuentro al traducir es cuando el texto fuente está incompleto o es ambiguo. En los documentos médicos, las siglas y abreviaturas pueden ser una fuente de frustración, ya que puede que no se haga referencia en el texto, por lo que es muy difícil investigar su significado. Con un documento médico, es importante no hacer suposiciones, ya que la información precisa es clave para el bienestar continuo de los pacientes involucrados.

"Con un documento médico, es importante no hacer suposiciones, ya que la información precisa es clave" ¡Tuitéalo!

2. ¿Crees que cualquier traductor es válido para traducir textos médicos? ¿Por qué?

Es un campo muy especializado. Hay una cantidad muy importante de investigación involucrada, por lo que el traductor que trabaja con textos médicos tiene que estar dispuesto a investigar y tener aptitud para ello, así como para traducir (no solamente sabiendo idiomas sino formándose específicamente para ello).

3. Cuando no tienes encargos, ¿cómo dedicas tu tiempo a seguir formándote como traductora médica?

Me gusta leer artículos de revistas médicas. Cuando era más joven, quería ser médico, y todavía considero este ámbito fascinante.

4. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me encanta aprender cosas nuevas. Cada día intento sacar algo de tiempo para investigar sobre nuevos temas o disciplinas.

5. ¿Ves a los médicos, enfermeros y otros especialistas médicos de una manera diferente desde que traduces?

Un poco, aunque son ellos quienes me ven a mí de una manera distinta. Me suelen preguntar qué hago. Por lo general, se ponen muy contentos de encontrar a alguien a quien no tienen que explicar todo en términos sencillos.

6. Al ser traductora autónoma, ¿cómo separas tu vida personal del trabajo? 

Esta es una lucha continua. Tengo un espacio para la oficina separado en mi casa. Si estoy en la oficina, se entiende que no estoy realmente en casa. Afortunadamente, mi marido me apoya mucho en mi trabajo. Sin embargo, los beneficios superan con creces las desventajas. Puedo fijar mi propio horario, que es una parte muy valiosa de mi trabajo.

7. Si solo pudieras dar un consejo a otro traductor médico, ¿cuál sería?

No subestimes la importancia de las habilidades de investigación.