¡Pide presupuesto gratis!

Hoy (¡al fin!) concluimos la entrega de la pequeña guía para dar rienda suelta a la pasión estival entre culturas de Okodia – Grupo traductor. Sabemos que todos estáis esperando que desvelemos el okométodo infalible para ligar en verano, amigos, pero es que es nada más y nada menos que…¡ser uno mismo! En realidad nosotros tampoco lo conocemos, por lo que, igual que a todos, nos toca trabajar «a pico y pala». Lo que sí que os podemos facilitar, y así lo hacemos, son frases rompehielo en otros idiomas que os ayudarán a dar el primer paso. Lo que pase a partir de aquí se queda entre vosotros dos. Así que, en este país de explícitos monolingües, este post viene como agua de mayo. O de agosto, para el caso. Atentos a nuestros consejos y a poner en práctica el idioma y, quien sabe si, según como, la lengua y todo. Vocabulario básico para ligar en inglés: My friend was in New York, and he said that American girls smell like hamburgers. Do you mind if I smell you? – Un amigo mío fue a Nueva York y me dijo que las americanas huelen a hamburguesas. ¿Te importa que te olfatee? Can I kiss your feet? – ¿Podría besarte los pies? En francés: Bonjour, vous habitez chez vos parents ? — Hola, ¿vives con tus padres? Tu es comme le vent qui fit chanter les violons et emporte au loin le parfum des roses – Eres como el viento que hace cantar a los violines y arrastra a lo lejos el perfume de las rosas. (Yo me quedaría sin palabras seguro). Y en alemán: Du wirst rot, möchtest du mir etwas Sonnencreme auf den Rücken reiben? – Estás muy roja, ¿quieres que te ponga crema en la espalda? Wollen wir morgen in deinem Bett frühstücken? – ¿Quieres que mañana desayunemos en tu cama? Ich rufe dich morgen an – Ya te llamo yo si eso… (¡nuestra favorita!) Aún hay más: estudios muy, muy, muy científicos de la Universidad de Michigan afirman que la ingesta de pequeñas cantidades de alcohol, en determinadas circunstancias, conduce a “incrementar la habilidad de pronunciar una segunda lengua”. El lenguaje no verbal también tiene mucho que decir, especialmente en este contexto: la mirada, el tono de voz, los labios, los gestos, la postura o el uso del espacio ayudan bastante a transmitir el mensaje que queremos hacer llegar. En cualquier caso, en Okodia dejamos la improvisación para los demás y preferimos recurrir a traductores y revisores nativos, formados y certificados. Y sobrios. Y somos más de invitar a un café. ☺ PD: Documentarse para escribir este post ha sido lo más divertido que hemos hecho en semanas. Pero este es un blog corporativo, así que mantenemos el secreto profesional y no desvelamos nuestras fuentes.

Deja un comentario