Las mejores cualidades del buen traductor

¿Qué se te viene a la cabeza cuando oyes a alguien referirse al gremio de los traductores? Seguro que uno de tus primeros pensamientos es que se trata de personas que dominan más de un idioma. En parte tienes razón. Un buen traductor es un experto en lengua. Pero no es lo único que sabe hacer bien. Agencias de traducción en Madrid o en Barcelona trabajan a diario con este tipo de profesionales y si se recurre a ellos es porque destacan mucho más que por ser buenos en su trabajo. ¡Te contamos cuáles son las 4 mejores cualidades de un buen traductor! Si parte del éxito de tu empresa está en sus manos será por algo.

¿Qué tienen en común un traductor profesional y Superman? ¡Estas cualidades y muchas más! ¡Tuitéalo!

1- Traductores creativos

Puede parecer que la creatividad es solo una cualidad que gozan los artistas, pero no. Un buen traductor es también creativo. Puedes hablar con las decenas de traductores profesionales que tenemos en Okodia-Grupo traductor y preguntarles. Seguro que ninguno te negará el hecho de que han tenido que usar un poco de su ‘magia creativa’ para adaptar los textos sobre los que están trabajando a los futuros lectores.

2- Curiosos por naturaleza

Los traductores profesionales son curiosos por naturaleza. Deben serlo. Un idioma también va transformándose con el paso del tiempo, por lo que deben estar atentos a nuevas acepciones de una palabra o neologismos que pueden surgir. Son profesionales que nunca acaban de aprender. ¿La clave del éxito? Los recursos gratis que todo traductor de éxito usa. 

3- Autodidactas

Un buen amante de los idiomas nace, pero también se hace. Los traductores se suelen especializar en distintas materias. Por ejemplo, en Okodia tenemos traductores jurados, traductores jurídicos, traductores audiovisuales, traductores médicos… muchos de ellos han combinado el estudio de otras carreras como la Medicina, el Derecho o las Finanzas con la carrera de Traducción e Interpretación. ¡Y se siguen formando! Porque nunca hay que bajar la guardia para ser un buen traductor.

4- Muy profesionales

Cuando uno decide unirse al mundo de la traducción es porque es un buen profesional. Los traductores profesionales están capacitados para soportar un volumen importante de encargos y para trabajar bajo presión, algo que suele ocurrir con las traducciones urgentes, pero lo hacen. ¿Por qué? Porque aman su trabajo.