¡Pide presupuesto gratis!

    Se llama Gemma y es la cara visible de Okodia – Grupo traductor. Aunque lleva un par de meses trabajando para la empresa de traducción, apunta maneras como ‘brand ambassador’. Siempre tuvo claro que se quería dedicar al mundo de la traducción profesional y lucha cada día por cumplir su sueño.

    – ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo diario en Okodia?

    Mi parte favorita es estar a medio camino entre Ventas y Marketing: el contacto con las personas y la gestión de datos son el punto medio perfecto.

    – ¿Por qué te interesa el mundo de la traducción?

    Desde pequeña siempre me he interesado mucho por el inglés como lengua extranjera y el español como propia; siempre han sido mis idiomas favoritos. Al final me decidí por estudiar Traducción porque supone la conexión entre ambas, e incluso entre otras combinaciones que pueda seguir aprendiendo.

    – ¿Cómo describirías el mundo de la traducción?

    Yo creo que el mundo de la traducción es de los más humanos que hay. Desde mi experiencia, he conocido traductores y traductoras siempre dispuestos a ayudar y ayudarse. Es un campo en el que la competitividad suele brillar por su ausencia y del que siempre podemos aprender. Al fin y al cabo un traductor sabe sobre temas distintos y muy amplios, y es el nexo que necesitamos para compartir todo lo que sabemos.

    – ¿Cómo consideras que debe ser la labor del embajador de marca?

    Considero que hay que intentar conocer la marca, lo que ofrecemos, para dar una imagen real y cercana de lo que somos, de quienes somos.

    – Hay quien dice que el mundo de la traducción es difícil y muy complicado, después de todo el tiempo que llevas trabajando en Okodia, ¿crees que es así? ¿Por qué?

    Yo creo que «sarna con gusto no pica» y a mí la sarna de la traducción no me pica en absoluto. Hay situaciones más complicadas, claro, pero creo que en todas las profesiones las hay y que en Okodia nos ayudamos y apoyamos entre todos para que sea lo más liviano posible.

    – ¿Qué consejos darías a empresas que están pensando en si deben o no traducir sus contenidos?

    Les diría que lo hicieran sin dudar. La traducción te abre las puertas al mercado extranjero, ya que cualquier persona que necesite ese servicio podrá ponerse en contacto con la confianza de haber entendido en su propia lengua lo que se ofrece.

    – ¿Qué es lo más importante que has hecho en tu vida?

    Lo más importante que he hecho nunca es dejar un trabajo estable por lanzarme a este mundo y buscar como una loca una oportunidad para demostrar que quiero dedicarme a esto y dar lo mejor de mí.

    – ¿Cuáles han sido tus mejores logros?

    Supongo que todavía no tengo logros tan destacables, además de conseguir encaminar mi vida profesional hacia la traducción en medio de una pandemia. Considero que mantener la constancia y la paciencia en este tipo de situaciones debería considerarlo un logro.

    – Defínete, ¿cómo eres como persona? ¿Cuáles son tus mejores cualidades? ¿Y las peores?

    Me considero una persona muy organizada y constante. Siempre me gusta llegar a donde quiero llegar y conseguir mis objetivos de manera independiente. Como negativo destacaría que soy tiquismiquis y puntillosa. Tengo muchas manías en general.

    – ¿Cuáles son tus mayores aficiones? ¿En qué empleas tu tiempo libre?

    Lo que más me gusta hacer en mi tiempo libre es ver series y salir con mis amigos. Adoro a mis perros y me gustan los animales en general.

    – Un país donde te gustaría vivir.

    La verdad es que Reino Unido siempre ha sido de mis destinos preferidos, pero últimamente Portugal me llama mucho.

    – ¿Hay algún idioma que te llame especialmente la atención? ¿Por qué?

    Me llama mucho la atención el rumano por pertenecer al grupo de las lenguas romances y encontrar similitudes con el español. Por todo lo contrario, también me gustaría aprender euskera.

    – ¿Alguna vez te has puesto una meta u objetivo y no has podido cumplirla? ¿Cuándo fue y qué pasó?

    ¡Claro! Este año de pandemia no ha sido fácil para mí en lo que a encontrar trabajo se refiere y me he quedado a las puertas más de una vez. Pero no hay mal que por bien no venga y, aunque al principio sea un jarro de agua fría, hay que seguir insistiendo y buscando hasta encontrar o que te encuentren.

    – ¿Cómo y dónde te ves dentro de 10 años a nivel profesional? 

    Espero haber conseguido mi puesto de trabajo soñado e ir subiendo poquito a poquito, con mucho trabajo, esfuerzo y mérito.

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González