traducciones turisticas

Las traducciones turísticas más surrealistas

España no es país para ‘guiris’. O, al menos, no para que los extranjeros se sientan como en casa. Hoteles, cartas de restaurantes, carteles de calles, folletos informativos… están plagados de frases surrealistas. Sevilla dejó de ser una maravilla cuando se descubrieron unos graves errores en la traducción turística de sus carteles y hay restaurantes y bares que han dado más de una indigestión a uno con estas  traducciones gastronómicas que dejan con un sabor amargo. ¿Has visto traducciones turísticas más surrealistas? ¡Nosotros sí!

Si los muros de La Macarena hablaran…

Desconocemos si un alemán que vaya por primera vez a Sevilla dará con las famosas murallas de la Macarena, pero seguro se queda desconcertado al saber que va a visitar las ‘Macarena Walls’ y si quiere saber la traducción de la Torre de los Perdigones, se va a quedar con las ganas porque, por lo visto, la cosa se complicó mucho que el Ayuntamiento prescindió de los servicios de un traductor profesional y decidió dejar los carteles tal cual.

Vino con sorpresa

Pero ahí no está todo. La marca ‘tipical spanish’ llega también a los restaurantes y bares españoles, empeñados en hacerle la vida mucho más fácil a los guiris, pero sin recurrir a traductores profesionales. Y, claro. El resultado es el que es. ¿Que te apetece un poco de vino? ¡Cuidado! A saber quién viene dentro de la botella. El ya famoso ‘he/she come in bottle’ es un clásico en las traducciones turísticas más surrealistas. ¿No querías un viaje 100% sorprendente? ¡Éste no va a ser para menos!

El imperio del Pilates

Y si buscas también en Andalucía la Casa de Pilatos, no olvides llevarte la esterilla y algo de ropa de deporte, la vas a necesitar. Los errores en las traducciones turísticas no dejan indiferente a nadie. La Casa de Pilatos se transforma en todo un imperio del Pilates con ‘Pilate’s house’. ¡Total nada!