¡Pide presupuesto gratis!

Cuando se trata de medir la calidad de la traducción, hay varias formas a tu disposición. Los métodos más comunes utilizados por las agencias de traducción van desde procedimientos internos especiales hasta muestras de controles de control de calidad. ¿Pero qué pasa con la traducción inversa? Aunque se usa comúnmente en ciertos sectores (especialmente la traducción farmacéutica), todavía no se habla demasiado de ella.

¿Qué es la traducción inversa?

En términos simples, es cuando tomas un documento traducido y lo vuelves a traducir al idioma de origen para verificar si es preciso y la calidad es buena.

¿Cómo funciona la traducción inversa?

Para realizar una traducción inversa, necesitarás un traductor independiente sin conocimiento previo del texto fuente. Luego tomará el documento traducido y lo traducirá nuevamente al idioma de origen. Obviamente, no será 100% igual que el documento original, pero te ayudará a ver dónde se han producido imprecisiones y errores en la traducción original. A veces también se hacen literalmente para que puedas ver el significado real del texto.

¿Qué pasa si se encuentran inconsistencias?

Como va a ser más literal, una vez más, es muy probable que la traducción original y la posterior vayan a diferir. Pero, si encuentras problemas, puedse enviar las traducciones al equipo original de traductores profesionales para verificar lo que sucedió. Como el problema podría estar relacionado con la traducción original o la inversa, siempre es aconsejable que se comprueben ambos para que pueda averiguar de dónde vino el problema real y luego solucionarlo.

¿Es realmente necesaria la traducción inversa?

Si bien puede parecer mucho trabajo al principio, hay ciertos casos en los que puede resultar realmente útil. Si estás haciendo un proyecto de transcreación, por ejemplo, y el texto de destino termina siendo considerablemente diferente de la fuente, realizar una traducción inversa te ayudará a comprender de qué  trata el nuevo texto.

Además, si estás traduciendo documentación médica, muchos comités de ética requieren que se envíen las traducciones junto con sus documentos originales. Como las traducciones médicas y farmacéuticas requieren un nivel de precisión tan alto, no es de extrañar que las traducciones inversas se hayan convertido en un requisito imprescindible en este sector.

Rocío González

Autor Rocío González

Más entradas de Rocío González

TENEMOS UN REGALO PARA TÍ

Al hacer click en el enlace aceptas la nota legal, política de privacidad y condiciones generales