¡Pide presupuesto gratis!

    Aunque aún hay un poco de margen, llega el momento más esperado por miles de empresas: la presentación de las Cuentas Anuales. Más vale presentarlas, si se quieren evitar sanciones que podrían llegar hasta los 300.000 euros. Pero…¿debo presentarlas solo en español o es conveniente traducir las Cuentas Anuales? Todo depende. ¡Sigue leyendo, que te damos más detalles para que puedas evitar multas indeseables!

    Qué son las Cuentas Anuales de una empresa

    Las Cuentas Anuales, como su propio nombre indica, son documentos contables de las empresas. En ellos se recopila anualmente la información financiera de la compañía. Toda empresa debe registrar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil, ya que así se puede conocer su balance de situación en los últimos 365 días. La obligación de presentarlas se extiende a todas las sociedades mercantiles.

    ¿Debo traducir las Cuentas Anuales?

    Las empresas multinacionales, en un alarde de transparencia es conveniente que encarguen la traducción de sus Cuentas Anuales. Esta situación ocurre también cuando la empresa cuenta con filiales en el extranjero.

    En estos casos, traducir las Cuentas Anuales es importante ya que así se favorece la transparencia de la empresa en los distintos mercados en los que opere.

    Pasos para traducir las Cuentas Anuales

    ¿Cómo traducir las Cuentas Anuales de mi empresa?, te preguntarás. Lo primero y más importante es saber que existen traductores especialistas en información financiera y son los profesionales que se deben ocupar de esta tarea.

    En este caso, para recurrir a un traductor especializado en el ámbito financiero, lo mejor es recurrir a una empresa de traducción, ya que cuentan con un amplio abanico de profesionales en la materia.

    Además, la agencia de traducción seguirá los estándares de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), que son las normas internacionales de actividad contable y son utilizadas en muchas partes de todo el mundo.

    Hay que tener en cuenta que una empresa de traducción trabaja como las llamadas ‘memorias de traducción’, una base de datos lingüística que almacena todo el contenido traducido. De esa forma, se facilita la eficacia en las traducciones sucesivas sobre un mismo tema.

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González