¡Pide presupuesto gratis!

No damos a basto. Día sí y día también la tecnología evoluciona de tal manera que es casi imposible seguirla. En todos estos años hemos escuchado casi las 24 horas del día hablar de los avances de la traducción automática y de si los traductores automáticos son el futuro. Parecía hasta de película pensar que ahora existen aparatos que te colocas en la oreja que traducen de manera automática y en tiempo real lo que otra persona te está diciendo. Parece que inventos de este tipo son ya una realidad. Pero como en Okodia-Grupo traductor no nos fiamos ni un pelo de los traductores automáticos y a los hechos nos remitimos (‘Los peores errores de la historia de Google Traductor‘), hemos estado indagando más sobre las consecuencias que tiene para la salud usar traductores automáticos y te las contamos. Hay estudios muy interesantes… ahí queda. 

Pilot, el traductor automático que ‘idiotiza’

El de Pilot ha sido una revolución muy importante. Hay quien quiere quitarse de en medio a los intérpretes y a los traductores profesionales y no sabe cómo hacerlo. Tal es el caso que se ha tenido que recurrir a la tecnología. Pero, ojo, que la tecnología ‘idiotiza’ , según varios estudios. El día que empiezas a usar Google o la calculadora, una pequeña parte del cerebro muere. Lo mismo sucede con Pilot, el traductor automático que te colocas en la oreja y dejas que todo ‘el trabajo sucio’ lo haga él.  Sin contar con otras consecuencias como que la tecnología está hecha para fallar y que por muy automático que sea un traductor nunca podrá traducir un texto a la perfección ni con la destreza y maestría que un profesional de la traducción que, además esté especializado en traducción técnica, traducción de páginas web, traducción científica

[Sharer]

¿Te imaginas una conversación con un matemático que haya descifrado los problemas que Hilbert dejó pendientes? ¿De verdad crees que un traductor automático tendrá tal nivel de especialización? Lo más probable es que la charla se convierta en un diálogo de besugos en el que el traductor automático  no te ponga ni en contexto ni sepa el significado de ciertos términos o, lo peor de todo, no los emplee correctamente o si no, echa un vistazo a los Memes para no olvidar sobre errores de traducción, seguro que te quedas igual de piedra que nosotros con algunas perlitas. 

Si los traductores automáticos son capaces de cerrar comunidades lingüísticas y generar un peor entendimiento entre personas, no queremos ni imaginar qué hubiera pasado si en deportes extremos se usaran los traductores automáticos. Lo más probable es que ocurrieran más desgracias como ésta

Deja un comentario