¡Pide presupuesto gratis!

    Actualmente, un blog es una de las principales herramientas de marketing digital. Es la base de lo que conocemos como marketing de contenidos y, además, constituye una fuente de comunicación directa con nuestros lectores y favorece la fidelización de nuestros clientes, por lo que traducir un blog siempre es una opción muy recomendable y, a largo plazo, rentable. Un paso tan sencillo como traducir tu blog puede abrirte las puertas a otros países y a otros mercados potenciales. Para hacerlo del modo más efectivo, debes seguir unos pasos sencillos y ponerte en las mejores manos.

    Elementos que hay que tener en cuenta

    Antes de lanzarnos a la tarea debemos tener en cuenta los elementos fundamentales que debemos traducir, a parte de los propios artículos del blog.

      1. Título del blog
        • Que sea descriptivo
        • Que sea llamativo
        • Que contenga las palabras clave para posicionamiento

    A la hora de traducirlo no debe traducirse de forma literal. Si has invertido mucho tiempo en su redacción original debe emplearse el mismo mimo y cuidado en la traducción.

      1. Palabras clave

    Igual que dedicaste un momento a la elección de palabras clave, tienes que llevar a cabo el mismo trabajo para elegir las que necesites en el idioma que quieres traducir. Para ver si las que has elegido son relevantes o no puedes utilizar el planificador de palabras clave de Adwords. Es una herramienta muy útil, ya que te ayudará a elegir las palabras más adecuadas.

    Una práctica muy normal para favorecer la navegación en tu web es enlazar a distintos artículos de tu blog que estén relacionados. Debes tener en cuenta su enlace a un artículo que también esté en el idioma al que estés traduciendo.

        1. Imágenes

    Las imágenes que compartes en tu blog deben tener un título y un texto alternativo que describirá la imagen y además favorecerá al posicionamiento. El título y el texto alternativo también los debes traducir.

    Además, si tienes infografías, debes tener precaución en traducir los textos que la forman, para que, de igual manera que en el punto anterior, el lector no se pierda ninguna información.

    Beneficios de traducir un blog

    Tanto si dominas varios idiomas como si no, deberías plantearte implementar una estrategia de posicionamiento web en más de un idioma. Aparte de elaborar un contenido atractivo para los lectores, hay que ‘atrapar’ a esos miles de internautas que también buscan las mismas temáticas que escribes en tu blog, pero que no llegan a él ya que los posts los escribes en un idioma en el que ellos no ‘guglean’ Piénsalo, es mejor posicionar un blog en varios idiomas que solo en uno, el tráfico a tu ‘site’ se duplicará.

    • Más visibilidad; llegarás a un mayor número de personas.
    • Mejor posicionamiento en más idiomas.
    • Aumento exponencial del tráfico a tu blog.
    • Aumento de clientes potenciales: tu blog será interesante para más personas.
    • Darás la opción de poder segmentar al público al que quieras llegar. Por ejemplo si tienes una agencia de viajes y quieres que tus ofertas sólo lleguen a usuarios de habla inglesa, al traducir estas ofertas, solo llegarán a este público, por lo que categorizarás aún mejor los contenidos de tu web.
    • Aumento de ingresos: al llegar a más clientes potenciales más posibilidades tendrás de que contraten tus servicios.
    • Da confianza. En un espacio virtual donde no conocemos personalmente al vendedor, ni podemos conocer de forma tangible lo que compramos, la confianza es una cuestión clave a la hora de que un cliente decida si compra o no un producto en nuestro portal. Si nos dirigimos a nuestros clientes en su propio idioma, estamos diciéndoles que les respetamos, que respetamos su cultura, que estamos dispuestos a esforzarnos para que la comunicación entre nosotros sea fluida y que la distancia que pueda existir entre comprador y cliente, tanto física como cultural, no es un obstáculo. Utilizamos un código de comunicación que le es conocido y que le resulta fiable, lo que le animará a comprar un producto de una empresa, pese a que no la conoce físicamente, ya que sabe que la comunicación con dicha empresa discurrirá de forma fluida llegado el caso.

    Cómo darle un empujoncito

    Puede que ya tengas un blog en varios idiomas pero no tenga demasiado éxito. ¿Qué puedes hacer para atraer lectores? Nosotros te recomendamos dos cosas:

    SEO en otros idiomas

    Una vez hemos dotado al blog de contenidos interesantes y en varios idiomas (ojo, sin incurrir en la traducción literal. Con ‘Google Traductor’ ya sabemos lo que pasa… mejor recurrir a un profesional si no estás seguro del idioma), llega la hora de posicionarlo. Un error de SEO en el que incurren muchos autodidactas del mundo blog es traducir literalmente sus textos SEO.  Para hacer un trabajo de 10 debes prestar atención a las metadescripciones de tus textos, cambiar los textos ALT de las imágenes. Además, herramientas como Google Analytics te ayudarán a encontrar las palabras clave perfectas para posicionar las entradas de tu posts en otros idiomas. Puedes consultar nuestra entrada sobre cómo hacer SEO aquí.

    Difusión en las redes sociales

    La guinda del pastel la completa la difusión que des en Internet a los posts de tu blog. No te muevas solo en ámbitos en los que se hable español o no conseguirás incrementar de manera desmesurada las visitas a tu blog. Ahora, redes como Facebook permiten publicaciones en más de un idioma. También, puedes aprovechar y abrir cuentas sociales en varios idiomas para captar prescriptores y, en definitiva conseguir duplicar el alcance de tu blog. Sácale todo el jugo a las redes sociales que más se adecuen a las características de tu empresa. Por ejemplo, realiza tuits interesantes con información relevante para tus clientes y sigue a personas, empresas o entidades que creas que pueden necesitar tus servicios.  Si sigues estos pasos y planificas te convertirás en uno de los ‘blogueros’ más visitados. Los idiomas es lo que tienen, siempre te ayudan a ganar y nunca a perder si se emplean con cabeza.

    Enlaces relacionados

    Los 15 mejores blogs de traductores

    A qué idioma traducir tu blog según tu personalidad

    Guía para traducir tu blog

    es