Cómo mejorar el SEO con idiomas en tu web médica

Si ya dispones de tu web médica completa, con buenos contenidos, imágenes cuidadas, un diseño bonito y una marca comercial bien definida, ahora te toca promocionarla, darla a conocer y sacarle un buen rendimiento a tu inversión. En una palabra, ha llegado el momento de posicionarla bien. El posicionamiento SEO se ha convertido en el compañero de viaje de cualquier responsable de un negocio con presencia virtual. Todos queremos posicionar nuestra web, recibir muchas visitas, que nuestro blog sea leído por muchas personas, en pocas palabras, queremos visibilidad en la red. ¿Y cómo se consigue este objetivo? ¿Cómo puedes hacer que tu web médica ocupe un lugar destacado en la Quinta Avenida de la actividad virtual?

¡Los idiomas no deben faltar en el botiquín de tu web médica! ¡Tuitéalo!

Te informamos que necesitarás utensilios tales como palabras, textos, artículos, traducciones, en resumen, los múltiples y maravillosos recursos que te ofrece el lenguaje. Así que deberás preparar un buen botiquín lingüístico, pues solo a partir de un cuidado uso de las palabras, obtendrás lo que estás buscando.

Para empezar, la importancia de tener una página multilingüe es indiscutible, la única medida preventiva que debes tener en cuenta es dejar esta tarea en manos profesionales como las de Okodia porque ¡más vale prevenir que curar! Una web traducida a otros idiomas con traductores automáticos, cuyas contraindicaciones y efectos secundarios han sido más que demostrados, perjudicará enormemente la reputación de tu web médic y perjudicará gravemente su salud general. Tampoco sirve hacer un apaño con el cuñado que pasó un verano en Brighton y aprendió mucho. A la larga, en ambos casos, seguro que se pagan las consecuencias.

El blog, que también debe ser traducido a varios idiomas, es una pieza fundamental para el posicionamiento de tu web médica hoy en día. En él no pueden faltar contenidos de interés bien redactados en los que resulta muy útil añadir enlaces a otros artículos relacionados. De este modo, también puedes incrementar el número de visitas a tu web, pues las personas que visiten dichos enlaces pueden ser redireccionadas a los contenidos de tu web.

Cuando hablamos de palabras clave, herramientas como Google Adwords nos ayudarán a saber qué palabras son las que más habitualmente escriben los usuarios para realizar sus búsquedas y, aunque a menudo vemos cómo pegan patadas al diccionario sin piedad, podemos usarlas –correctamente escritas y en el contexto adecuado- en los artículos de nuestro blog.

Estos son consejos quizás muy básicos, pero lo que nos gustaría que quedara claro es la importancia de cuidar el lenguaje en todas estas acciones. Con esta intención, te recetamos una dosis generosa de buenas traducciones, ortografía correcta y redacciones de calidad. Juntas forman un complejo vitamínico infalible que reforzará, con toda seguridad, tu web médica.