¡Pide presupuesto gratis!

    Seguro que desde hace meses solo tienes en mente un objetivo: ser el número 1 en Google. No está mal dicho objetivo y quizá, algunos pensarán que es un poco ambicioso. Lo cierto es que no lo es. O al menos, no si se tiene en cuenta un aspecto clave: la traducción web. Sí, lo creas o no, la traducción de tu site es uno de los aspectos más relevantes a la hora de posicionar correctamente una web. Te contamos cuáles son las mejores prácticas para hacerlo.

    Expertos en traducción web

    Lo primero que hay que hacer es quitarse de la cabeza la idea de que la traducción web see puede realizar recurriendo a cualquier traductor automático. No. Hay que recurrir a expertos que sepan lo que hacen. Es por eso por lo que una de las mejores opciones es acudir a un profesional de la traducción web que, además, entienda sobre SEO.

    En nuestra agencia de traducción web podrás traducir tu página web, por ejemplo, a espaol, inglés, alemán, francés, japonés o a cualquier otro idioma teniendo en cuenta parámetros SEO. Nuestros traductores profesionales se encargan de hacerlo posible.

    La traducción especializada es la mejor opción a la hora de elegir cómo traducir una página web. En esta obtienes el apoyo de una empresa como Okodia que cuenta con expertos en los temas que deseas traducir, y profesionales del posicionamiento SEO, facilitando una traducción integral, pensada en quienes leerán los textos y en el posicionamiento de la página.

    Errores en la traducción SEO de la web

    Una de las peores prácticas a las que puedes recurrir es a la utilización de un traductor automático para la traducción SEO de tu página web. Algunas herramientas creadas por empresas como Google, permiten que al dar un clic, el contenido de la página sea traducido de forma inmediata. Sin embargo, aunque los textos aparecen traducidos no dejan de contener importantes errores lingüísticos que solo un traductor profesional puede evitar.

    Y es que aunque creas que la traducción literal es la mejor opción para tu web, no es así. Es necesario tener en cuenta que el posicionamiento SEO requiere estructuras y condiciones específicas, como palabras clave, que pueden cambiar de un idioma a otro. Por ello, aunque el texto sea claro para los usuarios, puede no ser la mejor opción al elegir cómo traducir una página web que busque ser posicionada.

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González