¡Pide presupuesto gratis!

Seguro de que cuando le dices a alguien que le vas a echar de menos o tienes deseos de visitar el Canal de La Mancha o, incluso, hablas de paraísos fiscales, poco puedes imaginar que estas expresiones españolas tienen su origen en errores de traducción. Alguien, en su día, consideró que ciertas palabras se podrían usar en español y así lo hizo. Y es que aunque hay errores de traducción que parece que están hechos a propósito no lo están. ¡Pero qué bien que han quedado! Te contamos algunos de ellos en este artículo de nuestra empresa de traducción.

¿De dónde vienen los ‘paraísos fiscales’?

Paraíso fiscal viene, ciertamente, de la traducción de la expresión inglesa ‘tax haven’, que significa ‘refugio fiscal’. Ni cortos ni perezosos, los franceses que comenzaron a utilizar esta expresión no tenían buenas nociones de inglés y confundieron ‘haven’ con ‘heaven’, mucho más paradisiaco, por supuesto. Y en España, cómo no, les seguimos el rollo y decidimos hablar de ‘paraísos fiscales’.

De Portugal para ‘echar de menos’

Aunque parezca contradictorio, echar de menos en español no significa que tengas ganas de alejar a alguien de tu lado, sino todo lo contrario, no soportas que esa persona esté mucho tiempo alejada de ti. En este caso el error de traducción de esta expresión proviene de nuestros vecinos portugueses. Por esas tierras se habla de ‘achar de menos’, así que como se parecía a ‘echar’, así se quedo la expresión. No parece que sea una acierto, pero bueno, si a ellos les gusta…

Del frío a ‘abrasarse’ en Cabo de Hornos

Si alguna vez has estado en Cabo de Hornos, sabrás que allí hace de todo menos calor. Entonces…¿por qué ese nombre? Pues, por un error de traducción. Se debe más bien a la vagancia a la hora de traducir que a otra cosa. ‘Horn’ proviene del inglés, que no significa cuerno, sino que hace referencia a un pueblecito que hay cerca. Algún listillo quiso traducirlo al español y por vaguedad y similitud de palabras decidió que su traducción era Cabo de Hornos.

De puente a…’Brujas’

¿Has visitado alguna vez la ciudad belga de Brujas? Con sus puentes, sus casitas de encanto… pero sin brujas, claro. Hé aquí otra traducción culmen y errónea, claro está. El nombre ‘Brugge’ no significa para nada brujas, viene a decir ‘puentes’. Este error de traducción puede deberse a la similitud de la grafía ‘brugge’ con ‘brujas’. Pero claro, ahí se ha quedado. Y un error de traducción es un error.

Deja un comentario