Los peores errores de traducción de marcas famosas

Tienen miles de euros anuales para gastar en publicidad, en marketing y en tener un excelente servicio de traducción a su cargo. Pero aun así, grandes marcas comerciales como Pepsi, Apple o Ford han pecado alguna vez de no valorar lo suficiente a los traductores profesionales. Y es que cuando conozcas los peores errores de traducción de estas marcas famosas, lo entenderás todo. Fallos en el idioma que han hecho las delicias de las redes sociales y que han costado más de un disgusto a los responsables de estas marcas. Te contamos los peores errores de traducción empresarial.

Empecemos por Ford. ¿Te has comprador alguna vez un coche de esta marca? Pues en Bélgica más de uno seguro que sigue pensándoselo. Hace unos años, Ford usó su fama mundial para promocionar sus coches de alta gama en Bélgica. La empresa pretendía resaltar la calidad de la carrocería de sus vehículos, pero lo que era un eslogan en el que se indicaba que ‘cada coche tiene una carrocería de gran calidad’ fue traducido al francés por ‘cada coche tiene un cadáver de alta calidad’, debían llevarlo incorporado. Uno de los peores errores de traducción de la empresa.

Y si de cadáveres va la cosa, en Pepsi tampoco se quedan atrás. De esto hace ya algunos años. Eran los años 90 cuando la empresa lanzó la campaña de publicidad ‘Come alive with Pepsi’ a nivel mundial. Una campaña que marcó un antes y un después en la historia de la marca. Y lo hizo porque se tradujo literalmente como ‘Pepsi traerá a tus antepasados de vuelta de entre los muertos’. ¡Vaya miedo! Lógico que muchos decidieran pasarse a la competencia.

La competencia por excelencia de Pepsi, Coca Cola, tampoco se queda atrás. Uno de los peores errores de traducción de la marca apareció cuando decidió dar el salto al mercado asiático. La compañía se decantó por intentar hacer más familiar el sonido de su marca a oídos asiáticos. Para ello escogieron los fonemas ‘Ke-kou-ke-la’. No obstante, una vez impresos los carteles, alguien les alertó de que ese nombre tan ‘sonoro’ a oídos asiáticos realmente venía a significar ‘yegua rellena de cera’, en función del dialecto del país. Las ventas no debieron de ir como esperaban.

¡La traducción puede ser un arma de doble filo para una empresa si no la realiza un traductor profesional! Evita que tu empresa también forme parte de la lista de los peores errores de traducción empresarial.