traducción médica

Ser rigurosos: un deber en la traducción médica

Si viajas a menudo, seguro que alguna vez has tenido la mala suerte de enfermar en un país diferente al tuyo. En primer lugar, ¡qué mal trago! sobre todo, si no dominas el idioma de dicho país. Hay quien padece una enfermedad crónica y lleva siempre en el equipaje de mano informes médicos y recetas necesarias para poder ser tratado en cualquier lugar del mundo. Es ahí cuando la traducción médica se hace más necesaria que nunca. ¿Imaginas padecer una enfermedad ,estar en un hospital extranjero y que los doctores no puedan saber si eres alérgico a tal medicamento o cuál es tu historial médico?

Precisamente por lo expuesto anteriormente, la calidad y la rigurosidad van de la mano en la traducción médica. Esta especialidad, que tratamos en Okodia-Grupo traductor a través de la marca comercial Okomeds, está muy ligada a la traducción científica y técnica, y precisamente por eso, no la puede realizar cualquier traductor profesional.

Documentos especiales

Un traductor médico se encontrará con documentos muy especiales para llevar a cabo su trabajo. Es frecuente barajar  documentos técnicos, confidenciales o reguladores. Se trata de documentos que poseen un carácter e importancia especial, por lo que un traductor profesional debe estar sobradamente preparado para hacerles frente. Ahí es cuando entra la figura del traductor médico, especializado en vocabulario técnico y terminología médica, acostumbrado a ser riguroso con este ámbito en el que un simple fallo puede afectar seriamente a la vida de una persona.

Traducción médica de calidad

Una traducción médica de calidad debe guiarse por las normas ISO de calidad, como es la norma ISO 9001. Su cumplimiento garantiza, entre otras cosas, que se está cumpliendo con una traducción 100% fiel a la original y que es, además, de calidad. Para ello, contar con una agencia de traducción reporta muchos beneficios. Una agencia de traducción especializada se encargará de coordinar todo el proceso de traducción médica y de, además, elegir al traductor médico más cualificado para llevar a cabo el encargo. ¿El objetivo? Entregar una traducción de buena calidad dentro de los plazos encargados por el cliente.