¡Pide presupuesto gratis!

    Reducir los costes operativos. Ese es uno de los grandes objetivos de muchas compañías. Pero a veces conseguirlo no es tan sencillo como parece. ¿Sabías que una de las claves para hacerlo posible es recurrir a una empresa de traducción? En el siguiente artículo te contamos cómo una agencia de traducción te lo pone más fácil para conseguir tu objetivo.

    La mejor estrategia empresarial

    Una empresa que busca crecer necesita invertir cuantiosas sumas de dinero. Es por eso por lo que la estrategia empresarial es importante. En ese sentido, no hay que circunscribirse solo al ámbito local, sino que se puede expandir el negocio en otros países.

    Para hacerlo posible son necesarios los idiomas y el uso de la traducción profesional. ¿Imaginas la mala imagen que se puede dar cuando en vez de recurrir a una empresa de traducción para traducir la página web, por ejemplo, se utiliza un traductor automático?

    Contar con colaboradores externos se torna algo necesario y más aún cuando se trata de idiomas. Al recurrir a personal externo de la empresa, tenemos la ventaja de no tener que incorporarlos a la plantilla cuando se necesitan trabajos puntuales. Esto es algo muy habitual en el mundo de la traducción profesional. Son muchas las empresas que recurren a esta modalidad para ahorrar costes operativos.

    Por poner algunos ejemplos, compañías como Tous, Decide, Freshly Cosmetics, Lego o LaLiga han recurrido a nuestra empresa de traducción para realizar diversos trabajos idiomáticos.

    ¿Debo recurrir a una empresa de traducción?

    Indudablemente, sí. Te ponemos un ejemplo. Imagínate que tu empresa se dedica a la medicina y necesita la traducción de la página web a un par de idiomas y de varios ensayos clínicos. Al recurrir a una empresa de traducción, podrás contar con los traductores profesionales más adecuados para llevar a cabo ese trabajo.

    A la hora de realizar la traducción médica de los ensayos clínicos necesitarás traductores especialistas en términos médicos. En ese ámbito, no vale un profesional generalista, sino alguien que maneje bien la terminología. Por contra, para traducir una página web, puedes recurrir a cualquier otro profesional. Solo en una agencia de traducción podrán proveerte de los perfiles más adecuados para estos encargos.

    Si a eso le añades que el espacio de tu oficina no será un problema y que el pago se realiza por proyecto, son todo ventajas para reducir los costes operativos de tu empresa.

    Rocío González

    Autor Rocío González

    Más entradas de Rocío González