Cómo ser un traductor solidario

¿Sabías que el trabajo de traductor también permite desarrollar una labor de voluntariado? Son muchos los lugares y muy diferentes las maneras en las que se puede necesitar a un traductor solidario y en Okodia hemos querido aportar nuestro granito de arena con OKNGO, la iniciativa social y solidaria de nuestra agencia de traducción.

El trabajo de traductor voluntario enriquece tu experiencia personal y también profesional, pero en estos casos creemos que, más que por tener algo que añadir al currículum, uno tiene que estar movido principalmente por las ganas de ayudar y por compromiso con el mundo que le rodea.

Traductor solidario, la labor de OKNGO

La cooperación en el terreno de la traducción y la interpretación se puede hacer tanto en el terreno, como desde tu propia casa. Desde OKNGO ayudamos a las organizaciones (ONG), empresas, asociaciones o fundaciones sin ánimo de lucro que necesitan traducciones profesionales pero no disponen de recursos económicos para contratarlas.

Otras formas de colaboración

Prácticamente todas las ONGs que conoces necesitan en algún momento ayuda relacionada con la traducción: la Fundación San Vicente Ferrer, Amnistía Internacional, Ayuda en Acción, Oxfam Intermón, o Medicus Mundi, entre otras, necesitan en muchas ocasiones traducir proyectos, informes, e incluso sus propias webs. A veces, la colaboración consiste en algo tan bonito y gratificante como la traducción de cartas que envían niños apadrinados, como es en el caso de Plan Internacional.

Como hemos dicho, también sobre el terreno es posible colaborar. Puedes visitar multitud de webs de organizaciones sin ánimo de lucro, nacionales o internacionales, en las que necesitan traductores e intérpretes. Tal es el caso de ICVoluntarios, que recluta a intérpretes comunitarios que sirven de apoyo lingüístico a inmigrantes. Los acompañan cuando llegan a un país donde no dominan el idioma local, y les ayudan en sus tareas diarias, principalmente las relacionadas con la educación.

The Rosetta Foundation o Translators without Borders son otros dos organismos internacionales donde puedes encontrar tu sitio como voluntario.

Si estás considerando en serio ser intérprete o traductor voluntario, ten en cuenta que es un trabajo que requiere disponibilidad, tiempo y compromiso. Piensa con qué tipo de causas te sientes más implicado. No tienen por qué ser de gran alcance, puede dirigirse a personas, el medio ambiente, o los animales (recordamos el caso de una protectora en Tenerife que pidió ayuda para traducir su web al inglés y al alemán, para concienciar a la numerosa población inglesa y alemana de la isla). Y es que toda motivación es buena cuando se trata de ayudar a quien lo necesita. Ojo, esto último excluye a empresas multinacionales que piden traductores voluntarios con el reclamo de que así mejorarán su currículum. Si vas a hacer un trabajo voluntario como traductor, asegúrate de que va a ser algo que realmente merezca la pena.