¡Pide presupuesto gratis!

Sentarse cómodamente en el sofá a descansar y ponerse una serie o una película de Netflix. ¿A quién no le gusta este plan? Seguro que como a nosotros, a ti también te apetece hacer algo así de vez en cuando. Y como a ti, a la gran mayoría de la población mundial le ocurre lo mismo. Para el gigante de los medios estadounidenses, la traducción (quizás, más específicamente, la traducción de subtítulos) es vital para llegar a audiencias internacionales.

Los subtítulos sin sentido de Netflix

Si bien los angloparlantes pueden simplemente darse el lujo de hacer clic en reproducir y relajarse para el resto de usuarios el tema se complica, sobre todo, si quieren ver una película que aún no está en su idioma.  Esperar que llegue la versión doblada de tu programa favorito puede resultar un desafío incluso para los más pacientes. No obstante, muchos optan por ver la versión original con subtítulos.

Al igual que la traducción, los subtítulos son una forma de arte con sus propias reglas (por ejemplo, cada subtítulo debe tener un número máximo de caracteres y líneas y debe estar sincronizado con la imagen). Pero, ¿qué pasa cuando no tienen ningún sentido? ¿Y por qué Netflix permite subtítulos sin sentido?

Para responder a esto, es importante remontarse a hace un par de años cuando la empresa, ante una creciente necesidad de localización de contenido, lanzó un proceso de contratación de traductores. Sin embargo, en dicho proceso el único requisito previo era comprender el inglés.

Los medios vieron esto como una muestra de frugalidad irónica de Netflix y sugirieron que el gigante multinacional estaba gastando lo menos posible para ganar aún más dinero.

Hay muchos ejemplos de subtítulos fallidos en Netflix y si te fijas, seguro que descubres alguno en tus series favoritas. Alguno de ellos fue la traducción de la frase «TripAdvisor is the life blood of the agrotourism industry.». Sin embargo, una vez traducido al francés, TripAdvisor dejó de ser un nombre propio y adoptó la forma muy literal de «Conseil Voyage».

Obviamente, un subtitulador no profesional fue el que metió la pata a la hora de traducir dicha frase.  Este tipo de error puede resultar costoso, sobre todo cuando se tiene espectadores monolingües, que necesitan subtítulos precisos para mantenerse al día con lo que sucede en sus programas favoritos.

Rocío González

Autor Rocío González

Más entradas de Rocío González

TENEMOS UN REGALO PARA TÍ

Al hacer click en el enlace aceptas la nota legal, política de privacidad y condiciones generales